“Ghosting”, la cruel manera de terminar una relación de pareja

Una persona tiene derecho de terminar una relación, pero es importante que le de el debido cierre para evitar las afecciones psicológicas que el “Ghosting” causa

Redacción. El “ghosting” es un término que proviene del inglés “ghost”, que significa fantasma o, en este contexto, “hacerse el fantasma”, y se refiere, metafóricamente, a aquellas personas que pueden estar iniciando algún tipo de relación con una persona y, de repente, un día desaparecen como un fantasma. Sin un mensaje, sin aviso y sin razón alguna.

Después de saber esto notamos que es algo cruel, pero así como lo ves, sucede muy a menudo, y cada vez es más tendencia en la era digital. Imagina que en algún momento conoces a alguien, empiezan a hablar, se intercambian el número de teléfono, tienes citas con esa persona, empiezas una relación, todo parece marchar de la mejor manera; pero, de repente, lo único que fluye es el silencio.

Esa persona se marchó para no volver, pero no porque falleció o le sucedió algo, sino por decisión propia. Quizá te haya pasado alguna vez.

Según la psicóloga social, clínica y especialista de parejas Silia Barahona, “la era digital ha provocado un auge de esta práctica, ahora resulta más común. Muchas relaciones comienzan a través del internet, ya sea por aplicaciones de citas o redes sociales, por lo tanto el ‘ghosting’ se facilita”.

Esto se potencia porque los jóvenes crecen pensando que no contestar un mensaje es algo normal, agravándose con el tiempo.

Sin duda que esta acción tiene consecuencias, sobre todo psicológicas, tanto para quien lo hace como para la víctima, asegura la experta.

En el primero, si su relación estaba consolidada, debe enfrentarse al sentimiento de culpa o remordimiento por haber dejado a alguien de tal manera. Mientras, el segundo es el más afectado, su autoestima es pisoteada y tiene que atravesar un proceso de duelo que conlleva el fin de la relación, sin saber las causas que ocasionaron la ruptura.

Los que practican el “ghosting” suelen ser personas que tienen miedo al conflicto y evitan a toda costa los enfrentamientos, menos tener el valor de decirle en la cara a alguien que no quiere seguir con la relación y explicarle el motivo.

“El primer paso para superar esta etapa es aceptar el proceso de forma progresiva. También buscar ayuda en los círculos sociales cercanos, como la familia o amistades”, recomienda la psicóloga Silia Barahona.

?wmode=transparent&showinfo=0&theme=light">

Se ha popularizado tanto que en 2015 la palabra “ghosting” fue elegida como uno de los vocablos por el diccionario británico Collins.

En una encuesta realizada a 800 personas por la “app” de citas PlentyOfFish en Estados Unidos, casi 80% de encuestados aseguró haber sufrido “ghosting” alguna vez.