La importancia de la higiene bucal en la imagen personal

Mantén tu boca limpia todos los días con una buena higiene bucal que te permita conservar tus dientes sanos y evitar el mal aliento

Redacción. Muchas personas limitan su limpieza creyendo que con solo cepillarse tres veces al día es suficiente, y no es así.

Lo ideal es dedicarle 10 minutos al proceso general de limpieza, pero como es difícil para las personas, es suficiente si destinan cinco minutos.

La mayoría inicia con el cepillado, pero la recomendación es usar hilo dental antes para limpiar los espacios difíciles, que son los que están entre diente y diente. “La única manera de hacerlo bien es usando hilo dental. Se recomienda antes del cepillado porque remueve la placa que hay entre dientes y después se limpia con el cepillado”, explica el cirujano dentista Jorge Alonsoguerra Carrasco.

Se hace énfasis en seguir un orden, cada quien elige el suyo. Lo importante es no dejar espacios sin limpiar, puede empezar de atrás hacia adelante, primero con los dientes de arriba, luego los de abajo, o viceversa.

“El pedazo de hilo debe ser largo para que lo puedan manejar y manipular bien con los dedos, pero el pedazo que pase entre diente y diente necesita ser corto para evitar impactarlo en la encía”, recomienda.

Si te lastimas puede sangrarte un poco, pero si el sangrado se vuelve común y abundante no creas que es normal, mejor acude al médico.

Una vez que has limpiado los espacios entre dientes, sigue el cepillado. “El cepillado es indispensable, se le llama técnica de barrido, se hace hacia un solo lado: los dientes de arriba se cepillan en una sola dirección hacia abajo, y los dientes de abajo se cepillan en una sola dirección hacia arriba. Tanto por dentro como por fuera”, explica el especialista en implantología oral.

Dentro del cepillado es importante limpiar también la lengua porque ahí es donde se acumulan las principales bacterias que ocasionan el mal aliento.

“La mejor manera de limpiarla es con raspadores especiales o con el mismo cepillo, procura cepillar el centro de la lengua y sus bordes laterales”, comenta.

Siguiendo estos dos pasos, primero el hilo dental y después el cepillado a conciencia es suficiente. El enjuague bucal es opcional, depende de cada persona. La única recomendación es que no contenga alcohol.

Visite al especialista cada seis meses, así se detectan y atienden los problemas cuando aún son pequeños.

Imagen personal. No podemos ignorar que el primer pensamiento acerca de una persona lo tomamos de la primera impresión que obtenemos de ella.

La sonrisa es uno de los aspectos que más nos llaman la atención al ver a alguien, sobre todo cuando iniciamos una conversación, por esa razón la salud bucodental es uno de los aspectos de mayor importancia en nuestra imagen personal, comenta la odontóloga Andrea Cobos.

Además de denotar una linda sonrisa, muestra con cuánta regularidad visitamos al odontólogo, nos cepillamos o usamos el enjuague y el hilo dental. Una boca sana nos regala mayor seguridad y eleva nuestra autoestima.

Aparte de ser estético, debemos saber que la boca es un lugar donde se pueden acumular bacterias que pueden ser transmisibles. El covid-19 nos vino a demostrar cómo nuestra boca es un foco de infección si no estamos sanos. Es por eso que nuestro consejo en esta ocasión es que comencemos a fomentar la disciplina de preocuparnos por lo que está pasando en nuestra boca, no solo por asuntos de imagen, sino por el bienestar general de nuestro cuerpo.

Lastimosamente por ignorancia no prestamos atención. Una de las alarmas en la impresión que ofrecemos, además de la salud que muestra nuestra sonrisa dental, es nuestro aliento.

Una boca enferma, además de problemas dentales, genera mal aliento (halitosis), que solo puede ser tratado con la ayuda de un profesional, y eso también es parte de nuestra imagen. Siguiendo los consejos de los profesionales podremos dejar una mejor impresión en aquellos que vamos conociendo y los que nos observan. La salud de tu boca hablará también de ti.