Además, nunca perder de vista que cada paciente “es un mundo” y que ninguno responde de la misma manera que otro a los tratamientos.
Además, nunca perder de vista que cada paciente “es un mundo” y que ninguno responde de la misma manera que otro a los tratamientos.

Preguntas claves sobre el cáncer de mama

Enfrentarse al diagnóstico de cáncer supone intentar resolver una infinidad de dudas que surgen ante el desconocimiento y el miedo que provoca esta enfermedad

Es común que el impacto por recibir la noticia de tener cáncer provoque un estado de ansiedad al paciente y a sus familiares, lo que pone más en riesgo la vida del enfermo, pues entorpece la habilidad para tomar las decisiones adecuadas.

“El solo hecho de contar con algunas respuestas puede ayudarle a sentir más control y menos preocupación sobre lo que se avecina”, señala la Sociedad Americana de Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés).

Lo ideal es que el paciente se vuelva experto en la enfermedad, pero es fundamental que los datos que recabe procedan de profesionales”, comenta el oncólogo Enrique Gómez.
Sin embargo, se debe tomar en cuenta que las consultas en internet nunca sustituirán la labor de su médico.

Actitud.El cáncer no debe verse como un castigo por cosas que haya o no haya hecho en el pasado; evite culparse o buscar maneras de explicarse cómo podría haberlo prevenido; el cáncer no es su culpa y casi nunca es posible determinar su causa exacta, en su lugar, enfóquese en cuidar de sí ahora, tanto física como emocionalmente”, recomienda la ACS.

Dejar de lado esos pensamientos le permitirá enfocarse en lo verdaderamente importante que es preguntar a su médico, entre otras cosas, sobre el estado del cáncer que tiene y las alternativas de tratamiento.

“La realidad es que la mayoría de los casos de cáncer pueden ser tratados y más de la mitad de las personas que lo desarrollen, sobrevivirán”, agrega la ACS.

Además, nunca perder de vista que cada paciente “es un mundo” y que ninguno responde de la misma manera que otro a los tratamientos.

La respuesta a las terapias dependen de varios factores: la edad del paciente, la localización del tumor, la etapa en que fue detectado, el estado general de salud del paciente e incluso su estado emocional.

El cáncer de mama es una de las primeras causas de muerte en el mundo y la situación se agrava, ya que 7 de cada 10 mujeres, llegan a centros de salud con un diagnóstico tardío, lo que reduce drásticamente la posibilidades de supervivencia.

Es por eso que te damos a conocer tres preguntas claves sobre esta enfermedad para que actúes a tiempo:

1. ¿Cuál es la edad más común en que se hace el diagnóstico?
La mayor frecuencia ocurre a partir de los 40 años. Eso no quiere decir que esta patología no se presenta en personas más jóvenes.

2. ¿Qué hacer si tengo sospechas de tener cáncer?
Es importante que ante la sospecha de diagnóstico de cáncer de mama, lo primero que se realice es la confirmación histopatológica e histoquímica de la tumoración, ya que de la precisión del diagnóstico dependerá específicamente el tratamiento a seguir.

3. ¿A que edad se debe comenzar a realizar la mamografía?
Según la normatividad vigente la mamografía de detección se realiza en toda mujer a partir de los 40 años y en toda mujer que por exploración clínica se detecte alguna tumoración, pero desde hace unos años se pide se realice desde los 20 años si tiene senos densos y ultrasonido mamario si es al contrario.


¿Cómo prevenir el cáncer?
- No usar productos de tabaco
- Escoger alimentos con menos grasa y comer más verduras, frutas y grano integral
- Hacer ejercicio con regularidad y mantener un peso saludable
- Evitar los rayos dañinos del sol, usar protector solar y ropa que protege la piel
- Hablar con el médico sobre los beneficios de los medicamentos que se ha comprobado reducen el riesgo de que se presenten algunos tipos de cáncer.