Reglas de oro para cuidar tu cabello

Las altas temperaturas dañan el cabello, además del cloro de
las piscinas y la sal del mar. en esta temporada es cuando más
se daña, por eso lo recomendable es visitar un buen salón para recuperar su brillo y volumen

Redacción. Las altas temperaturas que imperan deshidratan el cabello, los rayos ultravioletas lo debilitan y alteran el color, la sal del mar y el cloro de las piscinas lo resecan y quiebran, por eso debes saber cómo cuidarlo para lucir una melena espectacular.

Lastimosamente, muchas mujeres prefieren invertir grandes cantidades de dinero en cremas, pero se olvidan de que el cabello también requiere de cuidados especiales porque un pelo descuidado habla muy mal de la persona.

Sea larga o corta, a todas las mujeres nos gusta presumir un cabello sano y bien cuidado que despierte la “envidia” de las demás. Por eso debemos saber cómo cuidarlo, y ¿qué tan cierto es que es perjudicial lavarlo todos los días? El cabello hay que lavarlo siempre que esté sucio. No pasa nada por lavarlo a diario, si se usan productos de cuidado frecuente y adecuados al tipo de cabello. La frecuencia del lavado depende, sobre todo, del tipo de pelo y del cuero cabelludo.

Francisco Iglesias, experto en la materia, tiene los consejos y las recomendaciones más avanzadas. No cualquier tipo de champú funciona, hay que elegir el mejor champú para cada persona, teniendo en cuenta tanto el cuero cabelludo como el cabello. El cuero cabelludo puede ser graso, seco o sensible.

El cabello, en cambio, puede ser seco o muy seco, teñido, decolorado, canoso, fino y sin volumen, ondulado, rizado o normal. Una de las recomendaciones es que el cabello no se frota, se lava suavemente masajeando con los dedos.

1.- Antes de la exposición solar hay que emplear una crema humectante libre de silicones, ya sea en seco o húmedo, y distribuir uniformemente. Esto creará una barrera protectora contra los rayos solares y restaurará la porosidad del pelo para que absorba menos agua, tanto en la piscina como en el mar. Es recomendable llevar un sombrero para los paseos de playa, ya que protege el cabello de la radiación ultravioleta.

2.-Los rayos UV e infrarrojos son precursores de los radicales libres, responsables de la oxidación capilar, especialmente si el cabello está teñido, pues los pigmentos artificiales son aún más susceptibles a este proceso. Para una mejor protección del color debe aplicar una mascarilla; por ejemplo, de Kerasilk Color Intensive Luster Mask, de GoldWell.

3.- La sal del mar es un factor de deshidratación para el cabello, por lo tanto después de nadar es necesario enjuagarlo con agua, pues la sal disminuye el nivel de los ácidos grasos esenciales que proporcionan brillo, elasticidad y nutrición.

Al salir de la piscina es fundamental utilizar un champú de limpieza profunda (KMS Deep Cleansing Shampoo) y humedecerlo con un tratamiento intensivo (Reconstruct Intensive Mask de Goldwell).

También se puede aplicar algún aceite de acción prolongada, el cual debe retirarse al momento de la exposición solar para evitar la oxidación cromática.

4.- El agua de las piscinas contiene cloro y sulfato cáprico (sales de cobre), causantes directos de varios daños. El cabello, debido a su porosidad, absorbe rápidamente todos los químicos, abriendo la cutícula, eliminando el brillo y depositando un matiz azul muy notorio en el cabello rubio, que en muchas ocasiones da por resultado una tonalidad verdosa.

5.- Para los paseos marítimos es recomendable trenzar el cabello o cubrirlo con una pañoleta, evitando así que vuele al aire, pues el viento salino del mar puede ser un factor de deshidratación y oxidación.

Recuerda que, tras estas vacaciones que acaban de pasar, es importante visitar al estilista para efectuar un retoque de color y recibir un tratamiento de hidratación y reconstrucción profunda.

Otras recomendaciones

1.-Utiliza sombrero. Es la mejor barrera y además favorece un montón. Mejor de ala ancha que una gorra y preferiblemente tupido que calado.

2.- Olvídate del secador y aprovecha el buen tiempo para dejar secar el pelo al aire.

3.- Aplica algún aceite solar una vez a la semana y déjalo actuar toda la noche. Fortalecerá el pelo y estará más resistente para la exposición al sol a la mañana siguiente.

4.- Cuidado con las espumas, los geles, las ceras o pomadas de peinado que contienen alcohol. Este reseca el cuero cabelludo, dando lugar a encrespamiento, caspa e incluso caída del pelo. En esta época del año es preferible utilizar cosméticos “abstemios”, sin alcohol.

5.-Evita la exposición excesiva al calor. Cuando nos exponemos frecuentemente al calor nuestro cuero cabelludo se reseca y, como consecuencia, vemos que el cabello pierde brillo y vida con el paso de los días. El uso frecuente de planchas, secadoras y pinzas hace que nuestro pelo se debilite y las puntas se abran, frenando su crecimiento.

6.-La dieta juega un rol importante, ya que los nutrientes que nos aporta la alimentación también son vitales para la buena salud del cabello. Lo básico es incrementar el consumo de frutas, verduras, frutos secos, productos lácteos, pescado y beber buena cantidad de agua al día.

1-Utiliza sombrero. Es la mejor barrera y además favorece un montón. Mejor de ala ancha que una gorra y preferiblemente tupido que calado.

2.- Olvídate del secador y aprovecha el buen tiempo para dejar secar el pelo al aire.

3.- Aplica algún aceite solar una vez a la semana y déjalo actuar toda la noche. Fortalecerá el pelo y estará más resistente para la exposición al sol a la mañana siguiente.

4.- Cuidado con las espumas, los geles, las ceras o pomadas de peinado que contienen alcohol. Este reseca el cuero cabelludo, dando lugar a encrespamiento, caspa e incluso caída del pelo. En esta época del año es preferible utilizar cosméticos “abstemios”, sin alcohol.

5.-Evita la exposición excesiva al calor. Cuando nos exponemos frecuentemente al calor nuestro cuero cabelludo se reseca y, como consecuencia, vemos que el cabello pierde brillo y vida con el paso de los días. El uso frecuente de planchas, secadoras y pinzas hace que nuestro pelo se debilite y las puntas se abran, frenando su crecimiento.

6.-La dieta juega un rol importante, ya que los nutrientes que nos aporta la alimentación también son vitales para la buena salud del cabello. Lo básico es incrementar el consumo de frutas, verduras, frutos secos, productos lácteos, pescado y beber buena cantidad de agua al día.