Cómo lucir unas piernas sin várices

Procura que las várices no afecten la circulación de tu sangre.

Redacción. Los hábitos básicos recomendables para quienes quieren evitar las várices, venas dilatadas que se observan bajo la piel, son utilizar continuamente medias elásticas, recostarse en el suelo o cama (cuatro veces al día), y elevar las piernas 45 grados sobre el nivel del corazón.

Si se está de pie sin moverse por mucho tiempo, pararse de puntitas en repetidas ocasiones. Ahora, en caso de estar sentada gran cantidad de horas, flexionar las piernas o, por momentos, levantarse y caminar.

Y es que las várices se forman debido a un mal funcionamiento de las valvulitas que tienen las venas, similares a las check, utilizadas por los plomeros, que solo permiten el flujo en un solo sentido.

Entonces, cuando se presenta la insuficiencia valvular venosa, esas válvulas no cierran adecuadamente y la sangre no regresa al corazón, lo que provoca la dilatación de las venas.

¿Problema de edad?
Las várices no son un problema que se presente debido a la edad, pues en la mayoría de los casos el padecimiento se pueden detectar en la juventud. Así, entre los factores que representan un riesgo para padecer de insuficiencia venosa superficial o várices están:

*Información genética: si ambos padres sufrieron este problema es casi seguro que alguno de los hijos presentará el mismo mal, sobre todo si es mujer (90 por ciento de probabilidades). Ahora, en caso de que sólo uno de los progenitores mostrara signos del padecimiento, el riesgo es menor, si es hombre será del 25 por ciento y si es mujer del 62.

*Sobrepeso: la presión que sufren los músculos a causa del peso, provoca que las venas se dañen y la sangre no pueda llegar con fuerza al corazón.

*Embarazos: debido al peso y los hábitos de las mujeres durante este estado, es normal sufrir de várices, que desaparecerán tras el alumbramiento; pero quien ha tenido múltiples embarazos incrementa el riesgo de que éstas no se desvanezcan.
Inactividad: cuando una persona pasa mucho tiempo en la misma posición, ya sea parado o sentado, podría desarrollar la enfermedad.

*Tabaquismo: fumar genera enfermedades cardiopulmonares y la circulación de la sangre en el cuerpo puede verse afectada de forma seria.

*Anticonceptivos: el uso de hormonas estrogénicas incentiva la retención de líquidos y el desarrollo de várices debido a que se pueden presentar fallas en las válvulas de las venas.

$!Foto: La Prensa

Si genéticamente estás predispuesta a sufrir de várices los expertos recomiendan utilizar medias elásticas.
Bellas sin cirugía
Si la predisposición genética se encuentra en los pacientes, no hay mucho que pueda prevenir la aparición de várices, sin embargo, hacer ejercicio, evitar los anticonceptivos y no fumar, puede resultar de mucha ayuda.
Ahora, también es benéfico utilizar medias elásticas de compresión graduada (Prevent), pues ayudan a las piernas a controlar la presión de las venas. Éstas pueden ser de compresión suave o moderada y cada persona eligirá la que le ajuste mejor.

Además de éstas, también existen las de prescripción, que producen una presión específica y aunque no es necesaria una receta médica, sí hace falta una buena valoración.

“En una media de mucho mayor compresión sí vale la pena tener una buena valoración médica, porque puede ser un paciente que tenga insuficiencia arterial, aparte de insuficiencia venosa, y sí estaría contraindicada una media elástica, porque entonces comprimirá la poca presión que tiene y eso sí podría ser grave”, valora el cirujano.

Opinión experta

“Lo mejor es la actividad, hay que entender que la sangre de las piernas regresa hacia el corazón por un efecto de bomba muscular. Cuando caminas, los músculos se contraen y eso es lo que va exprimiendo las venas, haciendo que la sangre suba de las piernas hacia el corazón”, explica el cirujano vascular Guillermo
Rojas.