Consulta con tu dermatólogo el factor de protección que debes usar, éste dependerá de tu tono de piel.
Consulta con tu dermatólogo el factor de protección que debes usar, éste dependerá de tu tono de piel.

¡Escúdate a diario de los rayos solares!

Descubre el secreto para conservar un cutis joven y una apariencia lozana.

Redacción.

Aunque aparentemente el sol no brille con intensidad durante todo el día, su radiación puede ser muy dañina para tu piel, por lo que debes defenderla aplicando un filtro todos los días.

Éste es el verdadero secreto para conservar un cutis joven y una apariencia lozana, ya que estos productos te protegen y libran de deterioros posteriores.

"Los protectores ayudan a prevenir el daño diario y a evitar los signos de cansancio, así como las manchas, pecas, la aparición temprana de arrugas y, a largo plazo, el cáncer de piel", afirma Francisco García, especialista de Belleza Permanente.

Hoy llegan en muchas formas y los más populares son en crema, aunque también se presentan en barra, toallitas, combinados e incluso integrados en distintos tipos de maquillaje.

A continuación, el experto ofrece algunos consejos para aplicarlos, haciendo hincapié en que es clave emplearlos diariamente salga o no el sol.

Aprende a usarlos

+ Consulta con tu dermatólogo el factor de protección que debes usar, éste dependerá de tu tono de piel

+ Haz una prueba previa, ya que algunos pueden provocar reacciones de fotosensibilidad

+ Tras limpiar y humectar tu rostro, aplica una cucharada en toda la cara, sin olvidar cuello y escote

+ Distribuye de manera uniforme con movimientos circulares, hasta que el producto desaparezca

+ Realiza esta rutina al menos media hora antes de salir de casa, pues tu piel necesita tiempo para absorberlo

+ Reaplícalo cada 30 minutos si estás bajo el sol, o dos veces al día cuando el cielo está nublado

+ En caso de que te mojes o laves la cara, tendrás que utilizarlo de nuevo

+ Ojo con la fecha de vencimiento, recuerda que debes comprar uno nuevo cada seis o doce meses

+ Si prefieres los productos naturales, toma en cuenta que son de menor duración

+ En el caso de niños y bebés, es importante preguntarle al pediatra qué protector te sugiere

+ Existen alternativas especiales para tus labios y cabello


¿Cuánto debo aplicar?

Cara y cuello: media cucharadita

Brazos y hombros: media cucharadita en cada brazo

Torso: media cucharadita en el tórax y media en la espalda

Piernas y parte superior de los pies: una cucharadita completa en cada pierna

*media cucharadita = 2.5 ml.