Ideas de regalos que no son tecnológicos

Fomenta no solo el lenguaje, sino también el aprendizaje en tu hijos y sobrinos por medio de juguetes y actividades tradicionales

Los niños de todas las edades llenan las listas de los regalos que quieren con tabletas, teléfonos celulares y otros regalos tecnológicos.

Pero es importante encontrar un equilibrio para que los niños de hoy, tan conectados a la tecnología, disfruten también de otras actividades que no involucren a la tecnología.

Los días festivos de fin de año son una gran oportunidad para regresar a ciertos juegos básicos de la infancia que fomentan la comunicación y las relaciones sociales.

Los juguetes tradicionales siguen siendo superiores a los juguetes tecnológicos para el desarrollo del lenguaje de los niños. Por ejemplo, cuando los juguetes hablan, los padres hablan menos y, por consiguiente, los niños vocalizan menos.

Los bloques, muñecas, instrumentos musicales, carros, trenes, juegos para encajar y otros juegos de poca tecnología logran que los niños y los padres hablen, canten, jueguen y se relacionen más. Estos ayudan a fomentar destrezas básicas para la comunicación.

Los libros son siempre un excelente regalo, y compartir la alegría de leer es un regalo para toda la vida. Para bebés y niños pequeños: los libros de texturas que invitan a tocar son ideales, como lo son también los tableros multicolores y los libros ilustrados.

Para los niños que están aprendiendo a leer: consigan libros apropiados para su nivel de conocimiento para facilitar la alfabetización emergente.

Para niños más grandes: busque un libro de capítulos o una serie de libros que sea interesante. Los miembros de la familia se pueden turnar para leer los capítulos en voz alta.

Los juegos de mesa, cartas y basados en preguntas. Este tipo de juegos facilitan la conversación, conexiones y diversión. Hay juegos para todas las edades.

Los disfraces desarrollan la creatividad. Las aptitudes del lenguaje de los niños aumentan cuando inventan diálogos, cuentan historias, cantan y se turnan.

Los juguetes de construcción y bloques ayudan a formar destrezas motoras en todas las edades. Estas se vinculan al desarrollo del lenguaje.

Juguetes para el aire libre, como pelotas, lazos para saltar y juegos para los patios, promueven correr, saltar, hacer deporte y otros tipos de juegos activos.

Rompecabezas, que van desde opciones básicas hasta complejas, estimulan la conversación, fomentan aptitudes analíticas para solucionar problemas y otras.

Elementos para cocinar son divertidos. Involucrar a los niños en la preparación de alimentos ofrece una oportunidad para la conversación y el fomento del lenguaje.

Regalar un curso de cocina. Seguir los pasos de la receta fomenta las aptitudes de lectura y comprensión, planeamiento, organización y seguir instrucciones.

Las crayolas, lápices de colores y libros para colorear ayudan a fomentar destrezas motoras finas. Colorear también ayudará a mejorar su vocabulario.

Boletos de espectáculos para niños, deportivos y otras funciones son regalos maravillosos que le permiten a la familia disfrutar de actividades especiales.

Planificar una excursión con sus mejores amigos. Estas promueven las relaciones interpersonales, la conversación y la unión.