El prometido de su hija no le genera confianza

La sobreprotección de parte de los padres hacia sus hijos suele ser un obstáculo para que ellos vivan una vida plena

Dra Corazón, de verdad necesito que me ayudes. Mi hija está a punto de casarse y yo tengo un mal presentimiento acerca del hombre con el que se va a comprometer, sé que puede ser una locura, pero ya me pasó lo mismo con mis dos hijas mayores y se cumplió, los tipos eran unos nefastos que las dejaron, las engañaron y hasta el dinero les quitaron. Ya hablé con mi hija, pero obvio no me hace caso, él le dobla la edad. ¿Qué puedo hacer? Martha.

Dra Corazón:

Querida Martha, abnegada, cada hijo tiene derecho a meter las patas cuantas veces lo necesite para aprender. Tú ya hiciste tu vida, ¿y cuál es tu resultado final? Supongo que sigues en pareja con el padre de tus hijas por lo que esperas que ellas tengan lo mismo que tuviste tú. Pero esa es tu historia.

La de ellas es la de ellas, aún cuando tú lo consideres un fracaso. ¿Qué puedes hacer?Aceptar al hombre que escogió para comprometerse. Deja de criticarla por el hombre que escogió y tú haz lo que tengas que hacer para no hacerle caras al señor cuando lo recibas en tu casa como futuro esposo de tu hija. Respeta la decisión de tu hija, así le vaya mal.

Tal vez te enseñe que ella sabe asumir las riendas de su vida. Es su derecho. Pero también cabe la posibilidad de que si dejas de ser el ave de mal agüero (por tu historia personal, dudo que estés en pareja francamente), tu hija logre tener un buen matrimonio con este hombre que tiene la edad para ser su padre.