Así vivían las esposas de los Valle, extraditados a EUA

Tras Miguel Arnulfo, Luis Alonso y Reinerio Valle Valle figuran sus esposas.

VER MÁS FOTOS
 Mayra Lemus junto a Luis Alonso Valle Valle.
Mayra Lemus junto a Luis Alonso Valle Valle.

San Pedro Sula, Honduras

Historia. Han pasado en el anonimato, pero han sido piezas claves en las vidas de tres de los hermanos Valle Valle: dos de ellos, Miguel Arnulfo y Luis Alonso, extraditados a Estados Unidos y Reinerio Valle Valle, aún prófugo.

Tras esos hombres señalados por el Departamento del Tesoro como líderes de un peligroso cartel del narcotráfico en el país figuran sus esposas. Son tres mujeres que marcaron las vidas de los hermanos y los conocen a la perfección; por eso se convirtieron en la mano derecha del clan.

En los Valle Valle, todo quedó en familia. Luis Alonso y Miguel Arnulfo contrajeron matrimonio con las hermanas Mayra y Jazmín Lemus, nativas del departamento de Copán, y Reinerio se casó con Yessenia Dubón.

En poco tiempo, ellas abandonaron la sencillez; el poderío económico de sus esposos las cambió por completo y llegaron a derrochar enormes cantidades de dinero en diseñadores para que les confeccionaran ropa exclusiva y cirugías para resaltar sus atributos.

dos valle(800x600)
Mayra Lemus era la que más se destacaba. Arnulfo en una fiesta.

55.159(800x600)
Mayra Lemus junto a Luis Alonso Valle Valle.
valle1.12(800x600)
Arnulfo Valle Valle siempre disfrutó montar, tenía caballos pura sangre en su hacienda.

Lejos quedó la sencillez

Un disco compacto encontrado por las unidades que allanaron las casas de los hermanos Valle Valle muestra el glamur con que vivían las mujeres.

La opulencia manifiesta marcaba la diferencia en las fiestas que organizaban; cuidaban hasta el último detalle y buscaban ser siempre el centro de atención.

La líder de las tres mujeres siempre fue Mayra, quien incursionó incluso en la política y en las pasadas elecciones generales resultó vicealcaldesa por el Partido Liberal.

La toma de posesión fue todo un acontecimiento. Se diseñó un escenario especial, donde se colocó en la calle de acceso una alfombra roja para que regidores y el alcalde caminaran como estrellas de Hollywood por la pasarela y saludaran a todo el pueblo que se concentró en el parque central de Florida, Copán.

Para estas mujeres no faltaron las fiestas en grandes hoteles, celebraciones de cumpleaños con conjuntos musicales internacionales y estilistas que las 24 horas del día estaban disponibles para cumplir sus caprichos.

Esos eran apenas algunos de los “gustos” en el que invertían las mujeres de los Valle.

Para ellas no había límites. Con sus hijos marcaron la historia y vida de los poblados del norte de Copán.

tre valle(800x600)
Diseños exclusivos se confeccionaron para las hermanas Lemus; buscaban ser el centro de atención. Mayra Lemus posa en la que fue su casa en El Espíritu, Copán, modelando varios vestidos elaborados por diseñadores del país.

Desaparecen hermanas

La toma de posesión de la Corporación Municipal de Florida, Copán, fue uno de los últimos eventos a los que acudió Mayra Lemus.

Desde febrero de 2014, ella y su hermana Jazmín desaparecieron sin dejar rastro. Eso originó una intensa búsqueda por parte de Luis Alonso y Miguel Arnulfo, quienes no se explicaron por qué los abandonaron.

Las mujeres no se fueron solas; se llevaron a los hijos menores, incluyendo a Luis Arnulfo, a quien su padre Miguel Arnulfo le dedicó la canción La cuna de oro.

Tras la huida, los hermanos Valle pagaron grandes cantidades de dinero para obtener información sobre el paradero de sus esposas, pero pese a sus intentos por saber de ellas nunca lograron establecer en qué país se encuentran, lo cual los desconcertó.

Era una de las pocas cosas que su dinero no podía comprar.

El más desconsolado por la ausencia de su esposa fue Luis, quien se deprimió. Estaba enamorado de Mayra y su partida le destrozó el corazón. Arnulfo lo asimiló mejor, relataron amigos de la familia. “El compa -Arnulfo- siempre fue un hombre fuerte.Si lo afectó, creemos que fue más por el niño porque era el centro de su vida. Pero quien cayó en depresión fue Luis; llegó hasta a llorar por Mayra. Nadie entiende por qué se fueron, pero fue algo muy bien planeado. Solo se llevaron lo necesario y desde febrero no volvimos a saber nada de ellas”, dijo uno de los amigos.

Esos eran los primeros pasos de la caída del cartel. Muchos aseguran que partieron para anticiparse y no ser presas de las autoridades porque presentían que, como sus esposos, podrían ser detenidas. Otros que aún no asimilan la caída de los hombres más poderosos de Copán solo aducen que las mujeres negociaron su salida a cambio de información.

La historia de Yessenia Dubón es diferente. Ella se ha mantenido firme: sigue al lado de Reinerio, a quien buscan las autoridades. Agentes de inteligencia aseguran que este se mueve con su esposa entre Guatemala y Honduras y su captura se producirá en cualquier momento. Mientras tanto, los recuerdos de las excentricidades de esta familia en Copán siguen grabados en las mentes de quienes los conocieron.

La Prensa