Más noticias

Vinculan a protagonistas de “Smallville” en secta sexual

El expublicista de NXIVM, Frank Parlato, dijo que Allison Mack era conocida dentro de la organización como “Pimp Mack”, pues reclutaba mujeres para ser esclavas sexuales.

Kristin Kreuk y Allison Mack están siendo investigadas.
Kristin Kreuk y Allison Mack están siendo investigadas.

Los Ángeles, Estados Unidos.

La actriz Allison Mack pasó de ser la aliada de Clark Kent durante las 10 temporadas de Smallville a estar señalada como la segunda al mando en un grupo de culto que reclutaba mujeres con fines de esclavitud sexual.

Keith Rainere, fundador de la secta, fue detenido la semana pasada en una villa de Puerto Vallarta, Jalisco, por autoridades mexicanas que lo enviaron a Estados Unidos para ser sometido a juicio.

Mack también enfrentaría cargos de tráfico sexual, de acuerdo con medios estadounidenses.

En un video del arresto se aprecia a Mack, quien según una fuente del Daily Mail terminó persiguiendo en automóvil a la patrulla.

La actriz de 35 años se integró en 2005 a NXIVM, un grupo que ofrecía cursos de superación para alcanzar el éxito. Allí, operaba DOS (que significa Dominus Obsequious Sororium ‘las mujeres esclavas del maestro’), red que sometía a mujeres, las marcaba con hierros calientes y las obligaba a conseguir más adeptas.

Keith Rainere, fundador de la secta, fue arrestado en México por trata de blancas.


Líder

Una investigación de The New York Times reveló casos de esclavitud que vivían las mujeres dentro de la secta sexual, donde Mack, según el Daily Mail, fungía como reclutadora y favorita del harén que formó Rainere.

Los testigos señalaron que DOS estaba operada bajo jerarquías de amo-esclavo, donde se golpeaba a las mujeres que no conseguían más esclavas, que a su vez debían atraer a otras. Las víctimas tenían alto poder adquisitivo y eran atraídas con mentiras, según relataron testigos. Se les marcaba en la parte pélvica con un símbolo que incluye las iniciales de Rainere y Mack.

Además

Otra actriz de Smallville, Kristin Kreuk, también fue relacionada con la secta, aunque se deslindó mediante sus redes sociales.

En Twitter, Kreuk explicó que a los 23 años tomó un curso con la organización para superar su timidez, pero que su contacto con el grupo fue mínimo y jamás presenció algo raro. “Las acusaciones de que yo estaba en el ‘círculo interno’ o recluté mujeres como ‘esclavas sexuales’ son falsas. Durante mi tiempo, nunca fui testigo de ninguna actividad ilegal o infame. No me puedo imaginar lo difícil que ha sido para ellas. Estoy profundamente perturbada y avergonzada de haber formado parte de NXIVM. Espero que la investigación conduzca a la justicia para todas las afectadas”, escribió.