15/04/2024
01:40 PM

Senprende impulsa el desarrollo étnico y comunitario del país

En el marco de la iniciativa gubernamental Nuestras Raíces, emerge el Proyecto Interétnico, el cual proporciona capital semilla e impulsa el desarrollo cultural y económico del país.

San Pedro Sula, Honduras.

El gobierno de la república, encabezado por la presidenta Xiomara Castro, ha lanzado un proyecto ambicioso con el objetivo de impulsar el desarrollo local y combatir la pobreza en comunidades indígenas y afrohondureñas. El Proyecto Interétnico, ejecutado a través de Senprende, se ha convertido en una iniciativa clave para promover el crecimiento económico y la estabilidad en estos grupos étnicos.

Dennis Corrales, director ejecutivo de Senprende, explica el origen del proyecto durante la ofensiva del gobierno para llevar beneficios gratuitos al interior del país como parte de un nuevo modelo económico inclusivo. “Se identificó la necesidad de llevar el crecimiento local a los indígenas y afrohondureños, impulsando proyectos que generen empleo y promuevan el desarrollo social y económico”, destaca Corrales.

La esperanza toma forma gracias al Proyecto Interétnico, que impulsa oportunidades y transforma vidas.

El Proyecto Interétnico se centra en la entrega de capital semilla o herramientas de trabajo para emprendedores y microempresarios de los grupos étnicos. Alejandra Ortega, subdirectora de Asistencia Técnica de Senprende, expresó: “Buscamos que los beneficiarios hagan realidad sus sueños al establecer negocios sólidos y rentables a lo largo del tiempo, logrando así estabilidad económica familiar y desarrollo local”.

Previo a que los beneficiarios del proyecto recibieran su capital semilla, fueron capacitados por los técnicos de Senprende para que obtuvieran un certificado de conocimientos en formación empresarial.

Proyecto Interétnico. El objetivo principal es el crecimiento local, la sostenibilidad familiar, la generación de empleo, el desarrollo de la producción del campo, la seguridad alimentaria, y la erradicación de la pobreza y extrema pobreza. Este enfoque inclusivo se refleja en el apoyo directo a grupos étnicos específicos como lencas, pech, garífunas, misquitos y tawakas.

Entrega de herramientas esenciales a emprendedores étnicos, impulsando un paso hacia el crecimiento, la estabilidad y la prosperidad.

La selección de participantes se realiza según su necesidad de extrema pobreza y falta de empleo en las comunidades, con un total de 112 personas beneficiadas directamente y 560 de manera indirecta en cinco departamentos de Honduras que incluye Intibucá, Atlántida, La Paz, Comayagua y Gracias a Dios. Se espera que para el año 2024, más de 400 nuevos beneficiarios.

Integración. Dentro de la iniciativa más amplia Nuestras Raíces, el Proyecto Interétnico busca integrar a los pueblos indígenas y afrohondureños en una plataforma de servicios y proyectos estatales. “Senprende forma parte del proyecto con el eje económico, brindando servicios de formalización, asistencia técnica, financiamiento y acceso a mercados”, destaca Corrales.

Según Alejandra Ortega, el proyecto también se conecta con el impulso de nuevas empresas y el desarrollo del sector social de la economía, promoviendo así condiciones de vida mejoradas para las comunidades. “El apoyo a la fabricación de productos nostálgicos y de trascendencia cultural contribuye al desarrollo cultural”, agrega.

Inversión. En términos económicos, el gobierno destinó una inversión de 2 millones 500 mil lempiras para proporcionar capital semilla a los miembros de los seis grupos étnicos. Para garantizar un impacto duradero, Senprende brindará seguimiento a los beneficiarios con asistencia técnica continua.

La colaboración con otras entidades gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y organismos internacionales es crucial para la implementación exitosa del proyecto. Senprende trabaja de la mano con la Red Solidaria, alcaldías y líderes comunitarios para desarrollar las comunidades impactadas por la pobreza y extrema pobreza.

En palabras de Dennis Corrales, “Es necesaria la continuidad de este tipo de proyectos o la creación de otros programas para fortalecer el trabajo que ya se ha desempeñado como parte del Plan Bicentenario de Gobierno”.

Con expectativas a largo plazo de que los beneficiarios sostengan sus familias mediante empresas familiares, el Proyecto Interétnico se erige como un pilar fundamental en la búsqueda de una mayor integración étnica y desarrollo comunitario en Honduras.