"

Varios minutos de pánico vivieron las personas que trabajan en los negocios y circulaban este miércoles por el barrio Guamilito debido a una balacera.

Dos hermanas comerciantes que viajaban en un taxi fueron tiroteadas por dos hombres. Cada uno se transportaba en una moto.

Las víctimas y un niño de un año, hijo de una de las mujeres, abordaron el vehículo luego de hacer unas compras para su negocio en el centro de la ciudad.

Cuando el taxi circulaba por la Tercera Avenida, 2 y 3 calles, noroeste, dos motociclistas comenzaron a disparar contra las víctimas y un carro particular que estaba frente a ellos, relataron testigos.

Después de la balacera, uno de los criminales, en el intento de escapar, volcó su motocicleta al caer en un bache media cuadra adelante de donde se suscitó el hecho. La abandonó.

El hombre fue auxiliado por su compinche y ambos escaparon en una motocicleta. Las dos hermanas quedaron heridas dentro del taxi.

El taxista resultó ileso. Al ver a las dos mujeres heridas pensó en llevarlas a un centro asistencial, pero a unas cuadras su vehículo dejó de funcionar y las hermanas fueron auxiliadas por una ambulancia.

Se salvan de milagro

Las comerciantes y el bebé fueron llevados a un centro asistencial, donde los médicos indicaron que se encuentran estables. “El pequeño afortunadamente no presentó ninguna herida”, aseguró uno de los encargados.

Una de las mujeres tenía ocho impactos de bala en brazos, piernas y espalda y su hermana recibió un disparo en la espalda con orificio de salida en el brazo derecho.

Autoridades policiales llegaron a custodiar la escena y alertaron las patrullas del sector para que capturaran a los dos sospechosos que huyeron en una moto roja, según la información preliminar de los agentes. Agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) indicaron que el hecho no se debió a un asalto, por lo que investigan si las víctimas habrían sido amenazadas.

"