26/02/2024
02:16 AM

'Tememos que la muerte de Herlyn pase a la impunidad”

Mirian Fuentes, tía del periodista, dijo que la familia tiene nuevos elementos que pueden ayudar a dar con los responsables del crimen.

Santa Rita, Yoro, Honduras.

“Estamos tristes, tememos que la muerte de Herlyn quede en la impunidad como la de muchos periodistas en Honduras, cuyos casos fueron engavetados”, dijo en tono pausado y con ojos llorosos Mirian Fuentes, tía de Herlyn Iván Espinal.

El único capturado por el caso de Espinal y preso por encubrimiento es Rigoberto Zambrano Martínez, trabajador de una hacienda en la aldea El Batey, donde las autoridades encontraron una bolsa blanca enterrada en la que había cinco camisas, entre ellas una rosada y una azul con manchas de sangre.

La rosada era la que llevaba puesta el coordinador de Hoy mismo en San Pedro Sula, según Mirian Fuentes. “Sí, esa es. Se la planché y fue con la que salió de la casa la noche del sábado, cuando recibió una llamada de un supuesto amigo”.

Después de esa acción, los cuerpos investigativos asignados al caso han ejecutado varios allanamientos en sectores de Santa Rita, Yoro y Santa Cruz de Yojoa, pero no han logrado nada determinante.

Manuel Alberto Calderón Romero, jefe de la DNIC, dijo ayer que continúan las investigaciones para dar con más personas involucradas en el asesinato del periodista.

Los pobladores manifestaron que habían visto movimiento de policías y esperan que en el menor tiempo posible se dé con los hechores intelectuales del crimen.

Evidencias

La tía de Herlyn lamentó que los encargados de esos cuerpos de investigación no los visiten.

“Ellos no llegan. Queremos que vengan a la casa para aportar nueva información que la gente nos está dando para esclarecer el crimen. En reiteradas ocasiones les he pedido a los de la Dirección de Investigación Criminal que tenemos nuevos datos, pero se limitan a hacer algunas llamadas; así es difícil que puedan lograr algo”.

Añadió que están preocupados, pues quieren resultados y no los ven. “Mataron a una persona que no se metía con nadie y realmente era un niño. No portaba ni un alfiler”. Indicó que están viendo que las autoridades no presentan pruebas suficientes contra el sujeto capturado y eso los hace presumir que en cualquier momento va a quedar libre y nuevamente todos quedarán con las manos vacías.

Como la tía, el resto de la familia ha manifestado a las autoridades que tienen temor a una represalia por las acciones y peticiones que están haciendo. Una patrulla de la Policía Preventiva ya les da seguridad. Sobre una herencia que el fallecido había recibido de su padre, Julio César Matamoros, ya fallecido, manifestó que su sobrino solo le había confiado que se trata de un terreno en El Olivo, Santa Cruz. “Desconozco por qué lo mataron. Esperamos que la Policía aclare el hecho”.