La Lima, Honduras

Una madre junto con sus tres hijas y dos nietas fueron atacadas a machetazos; de las seis personas solo una menor sobrevivió al atentado.

El hecho ocurrió la noche del pasado viernes mientras las mujeres dormían cuando de repente su sueño fue interrumpido por varios sujetos, quienes aun estando las víctimas en sus camas comenzaron a atacarlas a machetazos hasta matarlas.

La escena del crimen era aterradora hasta para las autoridades policiales que llegaron a resguardar el lugar, “la señora y las niñas fueron asesinadas de forma despiadada, cada una tenía varias heridas de arma blanca”, expresó una fuente policial.

Sus familiares identificaron a las víctimas como Benita Rutilia Munguía Peralta (47), Glenis Álvarez Munguía (23), Brenda Jackeline (21), Rutilia Aracely (16) y su nieta Heydi Carolina Álvarez (9 años).

La única sobreviviente fue Jessica Lorena Álvarez Munguía (11), quien fue trasladada de emergencia al hospital Mario Catarino Rivas, hasta ayer su estado era delicado.

El hallazgo de la brutal escena fue a eso de las 7:00 am de ayer cuando Eduviges Álvarez, esposo, padre y abuelo de las víctimas, llegó a la vivienda y tocó la puerta, pero al no recibir respuesta quitó algunas persianas de la ventana y logró abrir la puerta, pero al entrar se encontró con la peor escena que pudo imaginar en su vida.

Dos de los cuerpos quedaron en un dormitorio, las otras tres víctimas estaban en la otra habitación, por lo que no les dio tiempo de escapar.

Otra de las hermanas identificada como Karla Álvarez Munguía tampoco se encontraba en la vivienda al momento de los asesinatos porque le tocó turno nocturno en la maquila adonde labora.

Elvis Guzmán, vocero del Ministerio Público, dijo que pandilleros entraron a la vivienda de las mujeres, esposa e hijas de un guardia de seguridad, ausente en ese momento, y las mataron.

María Solís, pariente de las víctimas, manifestó que la tarde del viernes se perdieron las llaves de la vivienda, “la puerta no estaba forzada, ellos entraron con la llave de la casa”.

Las hermanas Glenis y Brenda trabajaban en una maquila y eran las que apoyaban a su padre para el sustento del hogar.

Familiares informaron que una de las jóvenes asesinadas había terminado la relación de noviazgo con un joven de la colonia y a pesar de que él llegó a rogarla para que volvieran, ella no accedió. Algunos parientes notificaron esto a la Policía, pero el sujeto no estaba en su vivienda y hasta ayer nadie sabía de su paradero.

Foto: La Prensa

El quíntuple crimen podría ser por problemas pasionales

La Policía tomó nota de los cadáveres de cuatro hombres que fueron acribillados a balazos la noche del viernes en una vivienda de la colonia Rafael Díaz Chávez, de la cabecera municipal de Yoro.

Preliminarmente, las autoridades solo identificaron a tres víctimas con los nombres de Juan y Gerardo, más conocido como Gerald, así como Gabriel, supuestamente, propietario del inmueble adonde sucedió el cuádruple crimen.

La información preliminar que conocieron los cuerpos de investigación policial es que dos hombres fuertemente armados llegaron en una motocicleta, ingresaron a la casa y abrieron fuego contra todas las personas que se encontraban en el interior.

Se supo que el señor Gabriel se encontraba dormido en su habitación y que las balas traspasaron la pared de madera, provocándole la muerte en el acto. Los criminales huyeron tras cometer su fechoría. Agentes de la Policía Preventiva se presentaron al lugar para las investigaciones preliminares orientadas a identificarlos y capturar a los criminales.

Unidades de inteligencia policial investigan si se trata de una venganza vinculada con pelea de territorio para el tráfico de drogas o si ocurrió por otras causas, según la versión que trascendió en la escena del crimen.

Foto: La Prensa