La Ceiba, Honduras.

Un empleado de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) fue asesinado por un policía penitenciario cuando la víctima regresaba de visitar a un pariente en la Gran Penal de El Porvenir, informaron autoridades policiales.

El hecho criminal ocurrió a eso de las 10:00 am de ayer a pocos metros de la entrada a la cárcel de El Porvenir. La víctima identificada, como José Antonio Solís Matute (33), murió luego que un custodio que resguardaba la entrada principal al recinto penal le disparó.

“Las informaciones que han recabado las unidades policiales establecen como supuesto hechor a un custodio de la granja penal, quien después de cometer el hecho huyo del lugar”, informó el comisario Luis Bustamante, vocero de la jefatura policial de Atlántida.

Solís Matute al momento de su muerte regresaba de visitar a un pariente en esta cárcel, “el hecho ocurrió a escasos metros del portón de acceso. Se manejan varias hipótesis: cuestiones personales o una fuerte discusión pudo haber provocado esta muerte. Hay un equipo especial que está trabajando para dar con el paradero del hechor”, dijo Bustamante.

Parientes de la víctima informaron que Solís Matute salió a las 7:00 am de ayer para la granja penal en una motocicleta luego de haber terminado su turno de trabajo. El hoy occiso trabajaba desde hace 10 años en el área de mantenimiento mecánico en la central terminal térmica de la Enee en La Ceiba.