25/05/2024
09:41 PM

Policía: Ambientalistas fueron asesinados por robarles dinero

  • 09 enero 2023 /

De acuerdo con las investigaciones de la Policía, Jairo Bonilla y Aly Domínguez fueron asesinados por robarles el dinero que habían recolectado.

Colón, Honduras

La Policía de Honduras informó este lunes que los ambientalistas recientemente asesinados a balazos en Tocoa, Colón, fue por motivos de robo de dinero.

Jairo Bonilla y Aly Domínguez fueron ultimados a balazos por robarles el dinero que habían recolectado, ya que eran cobradores de pago por servicios de cable en Tocoa, según las investigaciones de la Policía.

“Bonilla y Domínguez venían de recolectar los pagos de varios clientes de cable cuando fueron interceptados por sujetos que habían esperado a que las víctimas acumularan una fuerte cantidad de dinero para robarles el efectivo obtenido del cobro a clientes de servicios de televisión por cable”, explicó la Policía.

Ambas víctimas que se oponían a un proyecto minero conocido como Guapinol, fueron despojados de todo el dinero que habían recolectado y se descartó que el crimen tenga que ver con temas ambientales de Guapinol, como se especuló inicialmente.

“El sábado se realizó el levantamiento de dos personas fallecidas en una de las carreteras que conduce de la aldea La Concepción hacia Guapinol. Una de las víctimas era Aly Magdaleno Domínguez de 34 años y Jairo Ely Bonilla de 28 años, quien lo acompañaba. Ellos se dedicaban a cobrar las cuotas del cable por antena parabólica en este sector y la Policía determinó como móvil el robo, ya que a las personas les fue robado el dinero que habían cobrado”, expresó el portavoz de la Policía en Tocoa.

“Ninguna evidencia muestra relación con esos temas, todo muestra que se trató de un robo, ya que las víctimas se dedicaban a cobrar y les robaron todo el dinero”, declaró.

El doble asesinato se produjo el sábado 07 de enero de 20232 en el municipio de Tocoa, Colón, cuando la víctimas iban en una motocicleta, según el Comité Municipal, un movimiento creado en 2015 para defender los derechos locales y el derecho al agua de los ríos y el Parque Nacional Cerro Botadero.