18/05/2022
07:29 AM

Más noticias

Pandilleros matan a tiros a una madre y sus dos hijas en San Pedro Sula

Las víctimas fueron identificadas como Leticia Suyapa Mendoza (40), Linda Suyapa Mendoza (17) y Ricci Mabel Pérez Mendoza (20).

Negarse a sostener una relación sentimental con un pandillero le habría costado la vida a una jovencita, cuya hermana y madre también fueron asesinadas cuando intentaban defenderla.

El hecho criminal se produjo la madrugada de ayer en una vivienda de la colonia Sabillón Cruz, Chamelecón, confirmaron las autoridades.

Las víctimas fueron identificadas como Leticia Suyapa Mendoza Muñoz (41) y sus hijas Ricsy Mabel Pérez Mendoza (20) y Linda Suyapa Mendoza Muñoz (17).

Ricsy Mabel era la pretendida por un pandillero de la mara 18, dijo uno de los parientes, quien aseguró que la jovencita jamás le hizo caso al antisocial.

Las hermanas eran estudiantes del instituto Modesto Rodas Alvarado en Chamelecón.

Ricsy Mabel cursaba el último año de bachillerato en computación y Linda Suyapa estaba en primer año de carrera.

Los hechos

Según el informe policial, el reloj marcaba las 3:00 am de ayer cuando la familia dormía profundamente en la humilde vivienda.

La tranquilidad fue interrumpida por unos 25 pandilleros que arrancaron la puerta para ingresar en la casa.

El objetivo era llevarse a Ricsy Mabel, pero la joven se opuso. En el forcejeo, la madre de la joven intentó defenderla y uno de los pandilleros le disparó en varias ocasiones y la dejó herida en la sala de la casa.

Cuando Linda Suyapa salía para auxiliar a su madre y hermana también fue tiroteada por los pandilleros.

Posteriormente, el antisocial que intentaba raptar a Ricsy Mabel disparó contra la joven y salió corriendo de la vivienda con sus compinches. Cuatro hermanos menores de edad que dormían en la casa lograron escapar por una de las ventanas de la casa y avisaron del hecho a sus parientes.

Al regresar a la vivienda confirmaron que las hermanas habían fallecido. Su madre aún vivía y fue llevada al hospital Mario Catarino Rivas, donde falleció.

Agentes de la Policía Nacional y de Medicina Forense se desplazaron al lugar hasta las 6:00 am para iniciar las investigaciones. En un operativo se capturó a 11 sospechosos del triple crimen, entre ellos tres menores de edad que fueron detenidos para investigación.

Dolor

Carlos Pérez, esposo y padre de las víctimas, esa noche no se había quedado a dormir en la casa porque tenía turno como guardia. En medio del llanto dijo que nunca habían tenido enemigos y que no se explicaba por qué le mataron a su mujer y sus dos hijas.

“No nos metemos con nadie. Por qué tuvo que pasar esto”, repetía entre sollozos.

“Mis hijas ni novio tenían. Yo no sabía que alguien las anduviera molestando”, agregó el desconsolado padre, quien con grandes esfuerzos hacía el papeleo para reclamar los tres cuerpos en la morgue de Medicina Forense.

Las investigaciones

Agentes de la Policía de Investigación señalaron que la zona donde ocurrió el hecho está en poder de pandilleros, quienes han obligado a decenas de familias a abandonar las casas.

En este mismo sector, el lunes y el martes fueron ultimados dos hombres, supuestamente por la lucha de territorios entre pandillas rivales.

El hecho podría tener como objetivo amedrentar a los pobladores que quedan en la zona, según las autoridades. Óscar Sosa Martínez, subjefe metropolitano de la Policía, dijo que las maras cometen este tipo de hechos para tener más dominio del lugar. “Hicimos un dispositivo en el lugar. Detuvimos a 11 personas que están en investigación. Todos los detenidos tienen tatuajes alusivos a las maras”, expresó.