02/03/2024
04:58 PM

Matan a un policía y capturan al responsable del crimen en Ocotepeque

  • 05 abril 2020 /

El agente fue asesinado mientras daba cumplimiento a una denuncia donde se reportaba una celebración de cumpleaños en pleno toque de queda.

Ocotepeque, Honduras.

Un agente policial falleció este domingo en una clínica privada de San Pedro Sula luego de ser herido con arma blanca (tipo machete) la noche del sábado en el departamento de Ocotepeque.

El agente activo respondía a Walter López Valeriano (24) quien estaba asignado a la Unidad Departamental de Policía (UDEP #14). Era originario de Ocotepeque y residente del municipio de Belén Gualcho en Ocotepeque.

Las autoridades lograron capturar al principal sospechoso en la aldea Santa Lucía del municipio de La Labor, Ocotepeque. Se trata de un agricultor de 54 años de edad, quien después de cometer el hecho se había dado a la fuga pero la pronta acción policial permitió su detención.

Lea: Incendio en un local céntrico del puerto de Tela, Atlántida

Se le decomisó el arma blanca tipo machete con lo que habría cometido el repudiable hecho y fue remitido al Ministerio Público por el delito de atentado y ahora enfrentará cargos por el delito de homicidio.

Foto: La Prensa



Hechos

A través de una denuncia interpuesta al Sistema Nacional de Emergencias 911 se reportó que unos ciudadanos estaban irrespetando el toque de queda celebrando un cumpleaños e ingiriendo bebidas alcoholicas en la aldea Santa Lucía, en La Labor, Ocotepeque.

De inmediato agentes policiales se desplazaron hacia el lugar para verificar la información y dar cumplimento al toque de queda decretado por la emergencia nacional.

Al llegar al lugar se constató la veracidad de la información y un ciudadano al ver la presencia policial, sin mediar palabras se abalanzó con un arma blanca tipo machete en contra de la humanidad del agente López, ocasionándole heridas graves en la parte derecha del tórax.

Foto: La Prensa



El hechor, al cometer dicho acto se dio a la fuga. Rápidamente los demás agentes que daban cumplimiento a la denuncia iniciaron la persecución dándole captura en su casa de habitación y decomisándole el arma blanca tipo machete.

El funcionario policial fue trasladado al hospital de Área de San Marcos, Ocotepeque, en donde le brindaron los primeros auxilios y posteriormente llevado a una clínica privada en San Pedro Sula donde horas después falleció.

La Policía Nacional lamentó profundamente la irreparable pérdida física de uno de sus invaluables funcionarios y envió las muestras de condolencias a sus familiares y amistades.