TEMAS DESTACADOS:
24/05/2022
09:15 AM

Más noticias

Mareros que tenían base en El Merendón son hallados culpables

Enfrentarán condenas de al menos 20 años de prisión cada uno por tres delitos que les fueron probados con las investigaciones de la Policía

San Pedro Sula, Honduras.

Ocho mareros de la Salvatrucha capturados en un campamento en El Merendón fueron declarados culpables de asociación para delinquir, tráfico ilícito de drogas y tenencia ilegal de armas de uso comercial.

La Fiscalía Contra el Crimen Organizado de San Pedro Sula acusó a los miembros de la organización criminal y luego de seguir el proceso acusatorio en juicio oral y público presentó las pruebas en contra de los encausados.

En su fallo, el Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional declaró culpables a Hender Janey Jobel Chávez, Rafael Alexander Cruz Carías, Marvin Antonio Flores Flores, Erick Alberto Padilla Pacheco , Josué Vallecillo Membreño, Isael Flores Peña , Erick Joel Torres Flores y Marvin Orlando Murillo Lendos.

Los ocho sujetos enfrentarán condenas por los delitos de asociación para delinquir como pandileros de la organización criminal Salvatrucha, tráfico de drogas y tenencia ilegal de armas de uso comercial.

También a algunos de ellos los hallaron culpables de tenencia de armas de uso prohibido. En el caso fueron absueltos de responsabilidad Merlin Noel Méndez Sánchez, Kimberly Elizabeth Girón López y Brayan Noel Hernández Mateo.

Estos pandilleros de la Salvatrucha fueron capturados en operativos ejecutados en la aldea Las Peñitas en la montaña de El Merendón el 23 de junio de 2019.

En las declaraciones, los agentes policiales indicaron que desde el campamentos el grupo de mareros planificaban acciones criminales que cometían a nivel nacional.

Durante el juicio, agentes antimaras presentaron de forma detallada cómo operaban los acusados y la organización que tenían para delinquir.

El tribunal de sentencia fijó para dentro de 15 días la audiencia de individualización de la pena en la que la Fiscalía solicitará más de 20 años de prisión para cada uno de los individuos hallados culpables.