TEMAS DESTACADOS:
23/05/2022
02:33 PM

Más noticias

Honduras cerró 2021 con más de 3,000 homicidios

Hubo una reducción de casi 48 puntos en la tasa de homicidios desde el año 2011, señaló la Policía.

Tegucigalpa, Honduras.

De acuerdo con cifras oficiales, Honduras tenía la tasa de homicidios más alta del mundo en el 2011, cifra que se redujo en los últimos años.

Las autoridades policiales reportaron a través del Sistema Estadístico Policial en Línea (Sepol) el cierre de la tasa de homicidios de 2021 con un 38.6%, destacando que se ha logrado hacer una reducción de casi 48 puntos en la tasa de homicidios desde el año 2011.

Las ciudades que registraron la mayor incidencia de homicidios en el 2021 fueron: Distrito Central, en Francisco Morazán, con 481, y San Pedro Sula, Cortés, con 341 fallecimientos, por causas de la violencia y criminalidad. Otros municipios con alta incidencia son La Ceiba, Choloma, El Progreso, Olanchito y Catacamas.

Sepol destaca que hubo comunidades de Honduras con cero incidencias de homicidios durante este año, entre ellas San Sebastián (Comayagua), La Libertad (Francisco Morazán), San Francisco de Becerra (Olancho), Potrerillos (El Paraíso), La Alianza (Valle), Ceguaca (Santa Bárbara), entre otros.

De 2011 al 2014 la tasa de homicidio fue bajando considerablemente de 86.47% a 69.86%, mientras que del 2015 al 2020 se logró contraer estas cifras del 60.02% a 38.67%, obteniendo una baja significativa por cada año.

La Policía argumentó los resultados gracias a “el desarrollo de diversas actuaciones, tales como los constantes operativos de saturación, retenes policiales, acciones de investigación y seguimiento de estructuras criminales, así también la implementación de los programas comunitarios de prevención que realizan los agentes y fuerzas vivas de las comunidades”.

La Policía recordó que “el ambiente de inseguridad es latente, en un país que combate día con día con el narcotráfico y el crimen organizado, donde las muertes violentas registradas anualmente son atribuidas en su mayoría a bandas criminales de alto poder en Honduras”.

Las autoridades detallaron que siguen implementado operaciones a nivel nacional, “duplicando esfuerzos en combate al crimen organizado que genera violencia”.

De igual forma, según indicaron, se ha distribuido a las diferentes unidades departamentales y metropolitanas la indumentaria y el equipo policial necesario para poner en marcha las nuevas estrategias, con un enfoque que mejora las facultades de prevención y disuasión del delito.