05/12/2022
12:20 AM

Más noticias

Hallan muerto al padre Enrique Vásquez Cálix

El párroco fue hallado con múltiples disparos en Morazán, Yoro.

San Pedro Sula, Cortés.

Tras varias horas desaparecido fue encontrado sin vida este jueves el padre José Enrique Vásquez Cálix, cuyo vehículo fue hallado en el municipio de Victoria, Yoro.

El cadáver fue encontrado a la altura del puente Regina, municipio de Morazán, a eso de las 10:00 pm de ayer y llevado hasta la morgue de San Pedro Sula, siendo identificado hasta hoy.

El monseñor Ángel Garachana informó que el párroco tenía varios impactos de bala en diferentes partes de su cuerpo y no portaba documentos al momento de ser hallado por la Policía.

Monseñor Ángel Garachana en las afueras de la morgue en San Pedro Sula.

”La inseguridad y la violencia en el país es una realidad dramática que están padeciendo miles de familias, el crimen organizado, el narcotráfico y el delito común sigue dominando en el país, y ahora le toca a la familia del padre Enrique Vásquez”, manifestó monseñor Garachana.

Relacionada: ¿Quién era el padre Enrique Vásquez?

El líder de la iglesia católica en el norte del país indicó que este hecho no estaría relacionado con el móvil de robo debido a que el carro fue finalmente encontrado en una zona de Victoria; sin embargo, lamentó lo ocurrido.

El cuerpo del sacerdote será velado en la parroquia San José, del barrio Medina, en San Pedro Sula, la cual dirigía.

Lea: Conmoción por desaparición del padre Enrique Vásquez Cálix

Las autoridades de Seguridad han conformado cuatro equipos de investigación para dar con el paradero de los responsables del crimen del padre Enrique Vásquez Cálix.

Imagen en vida del sacerdote José Enrique Vásquez, quien recibió al menos seis impactos de bala.

Fue hasta hoy en la mañana cuando feligreses, amigos y familiares del padre informaron que desconocían su paradero. El sacerdote desapareció cuando se trasladaba desde Santa Cruz de Yojoa hacia San Pedro Sula.

Según se conoció, el párroco venía de visitar a su madre y se movilizaba hacia la capital industrial para atender en horas de la tarde las misas del Miércoles de Ceniza en su parroquia.