Tegucigalpa, Honduras.

Dos días después del hallazgo del cadáver desmembrado, la tarde de ayer apareció la cabeza del taxista Óscar Leonel Castillo Rodríguez (34) en un matorral cercano a la aldea El Tablón, carretera que conduce a la montaña de Azacualpa.

El tesorero del punto de taxis que funciona en las afueras de un centro comercial fue raptado el pasado lunes a las 2:30 m por miembros de una banda de extorsionadores que se conducían en una camioneta.

Tras exigir el pago inicial de 40 mil lempiras por extorsión e identificarse como integrantes de la banda de los Benjamines, los maleantes se llevaron a Castillo Rodríguez con rumbo desconocido. El día siguiente, a las 9:00 am, fue encontrado el cuerpo desmembrado en las orillas del río San José.

Al reconocer el cadáver, las autoridades verificaron que la cabeza de la víctima no estaba en los sacos que contenían los restos humanos, por lo que familiares y amigos hicieron una búsqueda infructuosa.

Alrededor de las 3:00 pm de ayer, la Policía fue notificada de que residentes de la zona encontraron el cráneo a unos 300 metros de donde quedó el resto del cuerpo. Hasta ayer, la Policía no reportaba captura de responsables del hecho criminal.