23/03/2023
02:07 PM

Fusina: pelea entre pandillas provocó masacre en Chamelecón

La hipótesis que manejan las autoridades policiales es que el hecho tiene como probable móvil el pleito de territorio.

San Pedro Sula, Honduras.

Una banda de doce individuos encapuchados, con chalecos antibalas y armados de fusiles que se hicieron pasar como agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) fueron los que cometieron la masacre la noche del sábado en la colonia Losusa del sector de Chamelecón, donde murieron ocho personas.

Del grupo de jóvenes atacados por los encapuchados solo uno logró sobrevivir de milagro.

El sobreviviente, quien fue identificado por las autoridades policiales como Arístides Javier Pineda (18), fue trasladado a un centro asistencial, donde se informó que su estado de salud es delicado.

El suceso fue a las 10:00 pm del sábado. En la relación de hechos dada a conocer por las autoridades policiales se establece que a esa hora un grupo de jóvenes estaba en la calle principal de la colonia Losusa platicando y bebiendo refrescos.

De repente llegaron doce individuos con pasamontañas, chalecos antibalas y armados de fusiles y pistolas. Testigos le relataron a la Policía que los encapuchados se bajaron de dos vehículos doble cabina, de los cuales no pudieron ver con exactitud su color por lo oscuro de la zona, pero si eran de color oscuro entre verde y negro.

Los tipos, tras bajarse de los vehículos encañonaron a los jóvenes y les gritaron: “no se muevan hijos de p... somos de la DIC”.

Después les ordenaron que se levantaran las camisas y luego apartaron del grupo a varios diciéndoles a cada uno de ellos “vos vení para acá”.

Una vez que hicieron la selección de los jóvenes llevaron al grupo encañonado cerca de unos solares baldíos al final del bloque 35.

Cuando iban caminando los encapuchados se metieron a dos casas de donde sacaron a otros dos muchachos y los incorporaron al grupo.

Cuando estaban frente a los solares baldíos los homicidas les ordenaron a sus víctimas que se tiraran al suelo boca abajo y les empezaron a disparar.

Poco tiempo después de que los victimarios se fueron del lugar llegaron a la escena varias patrullas de la Policía.

En una de las patrullas llevaron al hospital Mario Rivas a cuatro de los jóvenes que todavía estaban con vida.

Los cuerpos de los cinco victimados en el lugar quedaron en fila y todos tenían la cabeza y el rostro deshecho, ya que la mayoría de los balazos se los asestaron en esas partes del cuerpo.

Dos horas después de que se diera el hecho las autoridades policiales informaron que tres de los cuatro heridos que llevaron al hospital habían fallecido.

El levantamiento de los cadáveres de los ultimados en la colonia terminó a eso de las 3:00 am de ayer.

El hecho fue a dos cuadras de donde tiene su sede un pelotón de efectivos de la Policía Militar destacados en esa zona.

Eran de buena conducta

Las víctimas fueron identificadas como Ever David Ramos Rodríguez (19); José Ángel García Miranda (37); Cristian Isaí Elvir (16); Nelson Danilo Vásquez Cano (17); Grosvin Levit Martínez (16); Fernando Josue Pineda Pineda (16); Milton Molina (16); y Carlos Daniel Jiménez (15).

Gabriel Pineda, padre de Fernando Josué Pineda Pineda, dijo que su hijo era zapatero y también estaba sacando sexto grado a distancia en el centro básico de la colonia. Manifestó que los encapuchados se metieron a su casa persiguiendo a otro joven y también sacaron a su hijo. Cristian Javier Elvir, padre de Cristian Isaí Elvir, manifestó que su hijo era técnico en electrónica y estaba cursando el segundo curso de plan básico. Además era buen futbolista y estuvo a prueba hace año y medio con la selección Sub-15. “Dejamos todo en manos del Señor y que sea él el que haga justicia nada más”, dijo.

Pleito entre maras

El vocero de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), José Coello, dijo que según la información que ellos manejan hay una hipótesis que les indica que “probablemente el móvil del crimen sea un pleito de territorio entre maras por la supremacía y la venta de drogas en diferentes puntos del sector de Chamelecón”.

Indicó que también están investigando a cada uno de los jóvenes que murieron en el hecho para verificar si tenían antecedentes penales.