San Pedro Sula, Honduras.

En libertad se defenderá el conductor de una unidad de bus “rapidito” que participó en un accidente de tránsito en Villanueva, Cortés, que dejó cuatro personas muertas y varios heridos.

Deybi Fernando Leiva Bautista, conductor de la unidad de transporte interurbano que cubría la ruta entre Villanueva y San Pedro Sula, enfrenta cargos por los delitos de homicidio imprudente y lesiones imprudentes en los juzgados sampedranos.

El Poder Judicial informó este martes que el proceso legal en contra del conductor se seguirá desarrollando con el acusado en libertad.

Leiva Bautista ha alegado que el accidente fue consecuencia de desperfectos mecánicos, a la altura de Dos Caminos, Villanueva, el sábado anterior.

En el accidente perdieron la vida Kendall Neymar Ramos Mejía, Leila Yaneth Benavides Bonilla, Mayra Lizeth Chávez Fuentes, además de un desconocido. Además resultaron heridas otras once personas.

POLICÍA DICE QUE FUE IMPRUDENCIA DEL CONDUCTOR

Autoridades de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT) informaron que el accidente ocurrido el sábado en Villanueva, en donde murieron cuatro personas y otras 12 resultaron heridas, fue por imprudencia del conductor del rapidito.

Víctor Cerrato, oficial de Policía, explicó que el conductor de la unidad de transporte fue detenido y remitido a la Fiscalía por ser sospechoso de los delitos de homicidio imprudente y lesiones imprudentes. “El conductor de la unidad de transporte es el participante uno y es el responsable del accidente.

Se maneja que es por exceso de velocidad y desperfectos mecánicos, por lo que ya fue remitido el caso a la Fiscalía para que continúen con el proceso judicial”, agregó el oficial.