Tegucigalpa, Honduras.

Auto de formal procesamiento con medidas distintas a la prisión preventiva se dictó contra José Armando García Andino, quien actualmente es el alcalde del municipio de Ojojona.

De acuerdo con el informe remitido por la Agencia Técnica de investigación Criminal (Atic) el 26 de agosto del presente año, en el marco de la Operación Omega VIII, cinco agentes se desplazaron al municipio de Ojojona para arrestar a García Andino por suponerlo responsable del delito de maltrato familiar.

Los elementos Atic manifestaron que al llegar a la aldea El Aguacatal observaron que en un vehículo tipo camión, color blanco, se transportaba el imputado, por lo cual le solicitaron que se bajara de la unidad de transporte.

Posteriormente los agentes le notificaron sobre la causa de su detención y observaron que portaba en su cintura una arma de fuego tipo pistola, color negro, calibre 9mm. Al preguntarle por los documentos de la arma, el imputado respondió que no contaba con dicha documentación, que se la había comprado a un policía amigo y que tenía ocho meses de tenerla en su poder, acto seguido se le practicó el registro personal y le decomisaron la arma de fuego.

A raíz de estos hechos, al alcalde se le presentó un requerimiento fiscal por el delito de maltrato familiar, por el cual se dictó sobreseimiento definitivo y otra acusación por el delito de porte ilegal de arma de fuego, por el cual en la audiencia inicial se le dictó el auto de formal procesamiento.

En el artículo 580 del Código Penal se establece una pena de uno a cuatro años de reclusión por el delito de porte ilegal de armas de uso permitido y de cuatro a seis años por el portar armas de uso prohibido.