TEGUCIGALPA.

Con señales de tortura fue encontrado el cadáver de una persona en el anillo periférico, en la colonia José ángel Ulloa, de Comayagüela.

El cuerpo estaba en sacos blancos y en la cuneta de uno de los carriles de la principal vía.

El hallazgo aconteció a eso de las 2:00 am de este sábado a la orilla de la vía pública. Agentes de la Policía Nacional llegaron al lugar para resguardar la escena del crimen, y personal de Medicina Forense, Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y Ministerio Público levantaron el cadáver y lo trasladaron a la morgue de Medicina Forense adonde fue ingresado como desconocido, pues no portaba documentos personales. El médico forense que participó en el levantamiento dio a conocer que el cuerpo presentaba signos de haber sido torturado, especialmente en los pies y manos antes de que le quitaran la vida.

Las autoridades forenses dijeron que era un hombre con una edad entre los 16 y 18 años.

Hasta la tarde de ayer, el cuerpo no había sido identificado, pues no habían llegado los familiares a la morgue a reconocerlo.

La mayoría de cuerpos que son encontrados dentro de sacos o envueltos en sábanas son ingresados en la morgue como desconocidos.
En los últimos días se han encontrado cuatro cadáveres humanos encostalados en la capital del país, tres de los sangrientos hallazgos fueron en la cuesta del barrio El Chile. En esos hechos se logró corroborar que se trataba de dos hombres y una mujer.

Agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) averiguan sobre el caso para determinar quiénes son los responsables de cometer los repudiables hechos criminales en diferentes sectores de la capital.

Las autoridades presumen que en los últimos hechos están involucrados mareros. El jueves fueron capturados tres sospechosos de la 18 de haber dejado un cadáver en un costal.