Padre e hijo asesinados por mareros en Suyapa

Las víctimas son Raúl Oswaldo Cortés Mejía y su vástago el joven Raúl Oswaldo Cortés Moncada.

Agentes de Inspecciones Oculares de la DPI levantaron las pesquisas en la escena del crimen.
Agentes de Inspecciones Oculares de la DPI levantaron las pesquisas en la escena del crimen. /

Tegucigalpa, Honduras.

Padre e hijo fueron acribillados a balazos y junto a ellos dos jóvenes más, en una quebrada que cruza por el sector número 1 de la colonia Nueva Suyapa, en la capital.

La fuerte balacera ocurrió a eso de las 2:30 pm y habría sido perpetrada por pandilleros de la 18, los que infunden miedo en esa parte de la ciudad.

Las víctimas mortales son Raúl Oswaldo Cortés Mejía (de 46 años) y su hijo Raúl Oswaldo Cortés Moncada (de 20).

Los vecinos del lugar, cercano al anillo periférico, llamaron a la Policía Nacional y a los pocos minutos una patrulla llegó al lugar del tiroteo para cerciorarse de lo que estaba pasando.

LEA: Atentan contra un vendedor de carros en San Pedro Sula

Al llegar encontraron a los dos hombres muertos y a las otras dos personas heridas, quienes fueron subidas a la patrulla y llevadas al Hospital Escuela, ambas en estado crítico.

Información preliminar en poder de las autoridades indica que las cuatro personas fueron sacadas por la fuerza de sus casas por pandilleros y luego llevadas hasta la quebrada, que también da con la parte trasera de un reconocido cementerio.

Allí los pusieron boca abajo y comenzaron a dispararles con armas automáticas.

Don Raúl y su vástago del mismo nombre murieron casi al instante, mientras que las otras dos personas, de quienes se desconoció su identidad, resistieron el ataque.

Los cuerpos fueron levantados del lugar bajo fuertes medidas de seguridad policial y militar debido a la peligrosidad del lugar.

Los restos mortales de padre e hijo, originarios de la capital, serán entregados hasta hoy en Medicina Forense.
Hasta ayer, las autoridades policiales no tenían pistas de los homicidas.

La Prensa