"Perdimos a dos grandes elementos", dicen colegas de comunicadores asesinados en La Ceiba

Hasta el momento se desconocen las causas del vil asesinato de German Vallecillo y Jorge Posas.

VER MÁS FOTOS
Los ceibeños se han expresado indginados en las redes sociales. /

La Ceiba, Honduras.

Minutos antes de morir asesinados, German Vallecillo jr y su camarógrafo Jorge Posas estuvieron en las afueras del canal 45 donde laboraban en La Ceiba, conversando con sus compañeros y amigos sobre dónde iban a celebrar el cumpleaños del primero.

Nunca imaginaron que instantes después serían asesinados por desconocidos en la residencial El Naranjal.

El vil asesinato tiene consternado a todo el gremio periodístico nacional y sobre todo a aquellas personas con las que compartían a diario.

LEA: Matan al comunicador German Vallecillo Jr. y su camarógrafo en La Ceiba

César Fúnez, jefe de prensa, del canal antes mencionado fue una de las personas con las que conversaron esta mañana y con evidente conmoción lamentó la muerte de sus compañeros de trabajo.

"Estamos indignados por lo sucedido, justo minutos antes estuvimos afuera del canal conversando y salieron a comer por el cumpleaños de German", dijo Fúnez.

"German y Jorge eran dos grandes amigos y personas, que siempre realizaron su trabajo con profesionalismo. Perdimos dos grandes elementos".

El comunicador expresó que no comprenden los motivos que llevaron a los sicarios acabar con la vida de ambas personas pues no sabían de amenazas a muerte.

"Nosotros fuimos muy cercanos a él (German Vallecido jr) y jamás nos habló de amenazas, sí supimos que estaba incursionando en la política pero nada más", mencionó.

Dagoberto Rodríguez, presidente del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) , lamentó el asesinato de German Vallecillo Jr., a quien describió como un "buen amigo y colega".

"Era un tipo jovial, campechano y buen amigo; lo siento mucho porque lo traté personalmente", declaró Rodríguez.

En las redes sociales, ceibeños se han mostrado indignados tras el asesinato y piden justicia para los comunicadores.

En 2019 fueron asesinados al menos ocho periodistas hondureños, sin que las autoridades hayan esclarecido las causas de los crímenes.

Con frecuencia algunos comunicadores denuncian amenazas de muerte por parte de desconocidos, incluso agresiones de elementos de los cuerpos de seguridad del Estado, cuando andan haciendo coberturas noticiosas.

La Prensa