Más noticias

A puñaladas matan a enfermera y dejan herida a su hija de 15 años

A la menor la intervinieron quirúrgicamente ayer y su estado es grave, informaron médicos.

Jessica Elizabeth Guardado Alvarenga era enfermera.
Jessica Elizabeth Guardado Alvarenga era enfermera.

Puerto Cortés, Honduras

La enfermera Jessica Elizabeth Guardado Alvarenga (38 años) luego de haber disfrutado del feriado con su hija de 15 años regresaron a su casa a dormir la noche del domingo, pero en horas de la madrugada sujetos las atacaron a puñaladas.

Jessica Elizabeth Guardado Alvarenga murió poco después, mientras que su hija recibió diez heridas de arma blanca y está grave en un centro asistencial de San Pedro Sula.La madre y su hija salieron de su casa en el barrio Palermo, de Puerto Cortés, el miércoles 2 de octubre y pasaron el feriado donde familiares en San Antonio de Cortés.

El domingo, en horas de la noche, ambas regresaron y se durmieron cansadas por el viaje desde San Antonio.

Autopsia
En la morgue de Medicina Forense de San Pedro Sula le practicaron la autopsia al cuerpo de la enfermera Jessica Elizabeth Guardado Alvarenga, quien murió por las múltiples heridas de puñal que le asestaron.

Según investigaciones policiales, dos hombres forzaron las puertas, ingresaron a la casa y sorprendieron a las mujeres mientras dormían.

La menor recibió al menos diez puñaladas porque se lanzó contra uno de los asesinos mientras atacaba a su madre.

Jessica Elizabeth Guardado fue llevada al hospital de Puerto Cortés, adonde la declararon muerta a causa de las múltiples heridas que presentaba.

A la menor de 15 años la trasladaron a un centro médico de San Pedro Sula, adonde ayer la intervinieron quirúrgicamente y, según los médicos, su estado es grave.

Investigación

Se conoció que hace unas semanas delincuentes se metieron a robar a la casa de la enfermera y sustrajeron varios objetos de valor. La mujer denunció el incidente a la seguridad de la colonia, pero no pudo identificar a los delincuentes.

Ese extremo será investigado por la Dirección Policial de Investigación (DPI) de Puerto Cortés, que hasta ayer solo tenía la información preliminar de los hechos.

Lamentan. Parientes reclamaron ayer por la tarde el cuerpo de Jessica Elizabeth en la morgue de Medicina Forense de San Pedro Sula.Recordaron que era una mujer luchadora que hace poco había ascendido a instrumentista de quirófano del hospital de Puerto Cortés.

La enfermera era madre de dos jovencitas, y la menor de ellas prefirió quedarse durmiendo donde su abuela la noche del ataque.

“La conocí, era una mujer buena, no se por qué les hicieron tanto daño”, comentó una excompañera de trabajo de la enfermera que lamentó lo sucedido en la red social Facebook. Los porteños estaban sorprendidos por el ataque a la madre y su hija, así como por otros hechos violentos que se han suscitado en los últimos días.