Más noticias

La extorsión tiene sometido al sector transporte en Choloma

Las empresas que prestan el servicio paralizaron sus labores ante la amenaza de pandilleros de matar a más conductores si no les cumplen con el pago de más dinero.

Los buses que prestan los servicios de transporte interurbano y urbano no trabajaron ayer por las amenazas de los pandilleros.
Los buses que prestan los servicios de transporte interurbano y urbano no trabajaron ayer por las amenazas de los pandilleros.

Choloma, Cortés.

El crimen contra tres taxistas el pasado lunes y el paro del transporte en Choloma ayer tienen un punto en común: la extorsión, lo que indica que ese delito mantiene sometido a este rubro en este municipio.

Las cuatro empresas que prestan el servicio urbano e interurbano no trabajaron ayer por las amenazas que han recibido de miembros de pandillas.

Motoristas y ayudantes de rapiditos que operan en este sector dijeron que ninguna unidad trabajó porque las estructuras criminales que cobran la extorsión mandaron un mensaje de que el chofer que laborara lo iban a matar.

También aseveraron que los mareros están exigiendo un aumento en la cantidad de dinero que les cobran a las empresas de transporte, que semanalmente es de un aproximado de 70,000 lempiras. Según lo manifestado por los trabajadores, ayer los dueños de las empresas buscaban una solución en cuanto a los pagos de extorsión que les están reclamando.

LEA: Tres taxistas fueron asesinados en dos ataques simultáneos en Choloma

El temor de los transportistas de que las estructuras criminales cumplan con su amenaza se fundamentó más porque el lunes mataron a tres taxistas por el ilícito cobro en Choloma.

Los pobladores tuvieron que utilizar los buses que van a Puerto Cortés y viceversa para poder movilizarse.

Crimen por represalia. Las averiguaciones de la Policía establecen que la muerte de los tres taxistas el lunes 11 de febrero en dos ataques simultáneos en este municipio tiene como móvil el cobro de la extorsión. Ese día en el punto de taxis de la aldea La Jutosa mataron a dos conductores. Las víctimas son Jonathan López Delcid (de 23 años) y Kevin Mejía (de 22).

Las indagaciones policiales establecen que el crimen contra los dos taxistas, quienes eran primos, fue cometido por una de las pandillas en represalia porque les mataron a las personas encargadas de cobrar el dinero de las extorsiones en ese lugar.

Según lo informado, al punto de taxis de La Jutosa le cobran 17,000 lempiras a la semana y desde hace un mes no les han pagado el dinero.

Ese día, además, fue ultimado en la colonia Victoria de Choloma el conductor de una mototaxi de nombre José Luis Cruz, cuyo crimen, según la Policía, también está relacionado con el delito de la extorsión. Las autoridades policiales están trabajando en la identificación de los homicidas de los tres taxistas. Indicaron que la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) con los cuerpos policiales, de inteligencia y la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas están trabajando en el combate a ese delito y prueba de ello es que se registran de forma constante capturas de personas dedicadas a ese ilícito.

ataud.41(800x600)
Luto. Los cuerpos de los dos primos fueron velados en La Jutosa.

Dolor. Antonio Hércules, tío de los primos ultimados, dijo: “Qué vamos a pedir, no hay nada que pedir, ni los agarran, no hacen nada. Bueno sería que los capturaran y los castigaran, pero no hay esperanzas de eso”. Hércules recordó que sus sobrinos eran honestos y trabajadores, y explicó que Jonathan ya había dejado de trabajar en los taxis por “eso mismo, por el peligro, pero el lunes fue a hacerle el día a uno de los conductores y solo para que lo mataran”.

Lamenta la muerte de sus sobrinos porque eran hombres de bien. “Se supone que (el crimen) es por la extorsión, no sabemos nada por qué fue, nosotros nos imaginamos que fue por eso, porque ellos no tenían problemas con nadie”, manifestó Hércules.