Por GPS de celulares robados caen implicados en crimen de doctora

Según las indagaciones, Evin Adonis Ávila disparó contra Silvia Vanessa Izaguirre

Silvia Vanessa Izaguirre residía en Danlí.
Silvia Vanessa Izaguirre residía en Danlí.

Tegucigalpa, Honduras.

Bajo el expediente judicial 06318 son acusados Evin Adonis Ávila Flores, José Alfredo Ortiz Ramos, Grevin Hernaín Flores Sanabria y David Antonio Murcia Valderramos por el asesinato de Silvia Vanessa Izaguirre Antúnez (de 27 años), estudiante de Medicina, durante un asalto a una unidad de pasajeros el viernes 30 marzo en el municipio de Trujillo.

Según el expediente, a eso de las 12:30 am de ese día, la joven Silvia Vanessa Izaguirre Antúnez iba a bordo de un autobús de la empresa Cotraipbal con destino a la ciudad de Tegucigalpa.

En la unidad viajaban alrededor de unos 7 pasajeros. Cuando iban a la altura de Marañones, el conductor y el ayudante se detuvieron en la carretera para abordar un pasajero que estaba a la orilla de la calle y quien traía tres maletas y un saco rojo.

LA-Doctora-310318 (5)(1024x768)
A Evin Adonis Ávila, supuesto asesino, lo capturaron cerca de donde cometió el crimen.

Esta persona vestía una camisa color gris con blanco y un pantalón azul, era flaco de baja estatura y llevaba un gorro, y se subió al bus. Seguidamente salieron otros dos individuos, uno detrás de una planta grande, quien vestía una camisa negra, un jean color azul, una máscara de mono y portaba un arma calibre 38, y el último individuo portaba una escopeta, y se quedó apuntándole al motorista y solo le indicaron que siguiera conduciendo.

Los otros dos individuos despojaban de sus pertenencias a los pasajeros y uno de ellos le disparó a Silvia Vanessa, quien iba sentada en el lado del pasillo de la unidad junto con una amiga.

Las investigaciones presentadas establecen que Evin Adonis Ávila Flores disparó contra la joven universitaria.

LA-Doctora-310318 (2)(1024x768)

Este sujeto andaba el rostro cubierto con una media que usan las mujeres y su estilo del pelo lo delató, ya que cuando su cubrió el rostro el pelo le quedaba abultado, y las características físicas y el reconocimiento de voz coinciden con las descritas por los testigos protegidos.

Esta persona y los otros tres sospechosos están ligados directamente al crimen, ya la Fiscalía solicitó al tribunal incluir en el expediente la modalidad de la prueba anticipada.

A través de los GPS de los celulares robados a los pasajeros, la Policía logró ubicar los lugares donde permanecían los cuatro acusados y ahí se les decomisó también otras pertenencias robadas en el bus.

Hoy a las 10:00 am es la audiencia inicial de los imputados en el juzgado de Trujillo, donde son acusados por los delitos de robo agravado, violación y homicidio. Ellos podrían enfrentar una pena de 40 años de prisión.

La Prensa