ESTADOS UNIDOS.

Mientras siguen las renuncias y polémicas en Miss USA, el certamen para escoger a la más bella de la Unión Americana continúa y hoy celebra su preliminar.

Son 51 las beldades que aspiran al cetro que ostenta Nía Sánchez. La mayoría de ellas rubias y pelos castaños. Hay poca competencia de misses de piel de ébano que tienen diez días disfrutando de Baton Rouge, la ciudad sede.

Pero mientras el evento sigue su marcha, el dueño del concurso, Donald Trump, continúa atacando y parece que no va a parar. Por eso, Jeannie Mai, coanimadora del show, ha renunciado.

“Quiero aclarar que condeno las palabras del señor Trump y las considero inmensamente ofensivas. En ese momento tomé la decisión de quedarme en el Miss USA porque creía que Trump ya no estaría involucrado en la producción. Tomando en consideración las continuas payasadas de Trump, incluyendo el episodio más reciente con la actual Miss Universo, Paulina Vega, está claro que las acciones de Trump continuarán distrayendo el enfoque de las verdaderas estrellas del show: las participantes”. Por si fuese poco, el magnate tuvo que borrar un tuit que ofendía a la esposa del aspirante a la presidencia Jeb Bush.