01/12/2022
04:35 AM

Más noticias

Secretaría de Salud intervendrá el hospital Mario Rivas de San Pedro Sula

Yolany Batres, titular de Salud, dijo que el objetivo es mejorar la calidad de servicio que se le da a la población hondureña.

San Pedro Sula, Honduras.

El hospital Mario Catarino Rivas será intervenido por la Secretaría de Salud con el fin de fortalecer sus debilidades como parte de una política para mejorar los centros hospitalarios, anunció la titular de esa dependencia, Yolany Batres.

Informó que se evaluaron los 27 hospitales del país y las 20 regiones departamentales, resultando que el Mario Rivas es uno de los que más dedicación y soporte necesitan.

Como resultado de esa evaluación firmarán un convenio de gestión por resultados, con indicadores internacionales, que garantizará la calidad de atención al paciente.

“El Mario Rivas es prioridad para nosotros y lo vamos a intervenir de una manera correcta para mejorarlo, no con el afán de castigarlo o penalizarlo”.

En su edición de ayer, LA PRENSA publicó que en la evaluación el Rivas salió como el peor hospital del país.

Batres Manifestó que ya están monitoreando las actividades del hospital. Se comenzó con el diagnóstico y tienen los primeros resultados en los que se refleja la necesidad de aumentar el recurso humano; pero hay que hacer un censo y saber qué tipo de empleados necesitan contratar para dar una respuesta apropiada a la zona noroccidental del país, dijo. Destacó la urgencia de abrir nuevas salas de atención y combatir otras debilidades, como la falta de materiales, mejorar la gestión administrativa y la dirección del hospital.

En cuanto a la queja más grande de los ciudadanos que es la mala atención y la falta de medicamentos, la ministra aseguró que esas denuncias serán atendidas como una responsabilidad compartida entre la Secretaría y el hospital y que no hay culpables de la situación.

Por lo pronto, la directora del centro asistencial y el gerente administrativo ya tienen la autorización para usar el 30% de su presupuesto en la compra de los materiales necesarios para abastecerse.

Además, ya se le dieron cinco millones de lempiras en material médico-quirúrgico y la próxima semana les enviarán lo que necesitan para atender de manera adecuada a los pacientes sin que estos deban comprar sus propias materiales o medicamentos para ser atendidos.

Si el hospital no ha sacado las calificaciones adecuadas, se debe hacer énfasis en mejorar; pero para eso es vital el trabajo conjunto de todas las partes involucradas, añadió la ministra.

Es por eso que cuando esté listo el informe final se reunirán con las autoridades del hospital para trazar una línea de trabajo y una meta. Batres mencionó que la intervención y el monitoreo se efectuará en todos los hospitales del país que no tienen las mejores referencias. “Todas las intervenciones que se hagan serán para mejorar la calidad del servicio”.

Reacción

Samuel Santos, jefe de Neonatología del Mario Rivas, lamentó que las propias autoridades de Salud tengan un concepto malo del hospital.

“Ellos deberían ser conscientes que la culpa de las deficiencias del hospital es de ellos, y es obvio que vamos a recibir una mala calificación si atendemos a personas de casi todo el país, porque estamos capacitados para atenderlos, cosa que los hospitales que los remiten no pueden hacer, pero con lo poco que tenemos se hace lo que se puede”, destacó.

Expresó que la opinión de la ministra de Salud duele porque el Rivas es un hospital que al mes atiende un promedio de nueve mil emergencias y más de 1,300 cirugías, que trabaja con un presupuesto limitado, y aún así no rechaza a pacientes que llegan de otros centros asistenciales. Esos hospitales remiten a todas aquellas personas que se complican y tienen altas probabilidades de muerte; es por eso que los otros salen mejor evaluados porque la tasa de mortalidad queda en el Rivas. Incluso, se reciben pacientes que remiten del Leonardo Martínez, que es uno de los que mejores puntuaciones tiene en las evaluaciones.