15/04/2024
12:48 AM

San Pedro Sula solo tiene 1,166 camas de hospital para más de un millón de habitantes

Expertos apuntan a que la prioridad en la ciudad debe ser un hospital de traumas por elevado número de accidentes.

San Pedro Sula. En la Capital Industrial hay apenas 1,160 camas hospitalarias a nivel público y debería haber cuatro veces más en disponibilidad para casi un millón de sampedranos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en poblaciones mayores a 100 mil habitantes deben existir de 4 a 4.75 camas por cada 1,000 habitantes.

En el caso de San Pedro Sula, se contabilizan 127 camas en el hospital Leonardo Martínez, otras 610 camas censables en el hospital Mario Catarino Rivas y 429 en el hospital regional del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), lo que suman en total 1,166 camas hospitalarias en la ciudad.

Esto significa una cobertura menor al 24% de lo recomendado por la OMS, por lo que debería existir al menos 4,750 camas.

Los expertos consideran que la brecha es aún mayor porque el Mario Catarino Rivas es un hospital regional que recibe a la población de la zona norte, disminuyendo aún más la disponibilidad de camas.

Sin mejoras

En el Leonardo Martínez las autoridades tienen priorizada la ampliación de maternidad con la construcción de un tercer piso que sumaría 150 camas.

Sin embargo, no hay luz verde a este proyecto y la habilitación de otros programas debido al reducido presupuesto que rondó el año pasado los L310 millones y que sirvió para la operatividad y salarios principalmente. Urge una ampliación de 75 millones al presupuesto.

En el caso del Mario Catarino Rivas ya existe una propuesta para construir un hospital de traumas anexo al edificio actual, sin embargo, no hay más información de parte de Secretaría de Salud.

En el Mario Rivas hay solamente cuatro ambulancias, de las cuales una está mala y, al cierre de 2022 solo funcionaban 9 de 11 quirófanos.

En el IHSS hubo una disminución de 2,000 millones en el presupuesto nacional.

Los directores del hospital regional no quisieron detallar a LA PRENSA cómo afectará los proyectos de infraestructura, aunque las carencias empiezan a generar molestias, ya que los empleados del IHSS protestaron la semana pasada por falta de medicamentos, equipo y falta de transporte para los turnos de la noche y madrugada.