San Pedro Sula, Honduras.

Los padres de los alumnos de la escuela Leopoldo Aguilar se manifestaron ayer en desacuerdo con la directora asignada al centro educativo.

Los protestantes alegan que ya se había elegido a otra maestra para el cargo. Alma Murillo era, según los protestantes, quien fungiría como directora.

Suponen que la nueva directora Norma Pinto no tiene experiencia en este campo laboral.

“Los padres estamos pidiendo a las autoridades de la Dirección Departamental de Educación que nos manden a la directora que había sido elegida por ley y derecho”, reclamó María Rivera, presidenta de la sociedad de padres de familia.

Los manifestantes enviaron un comunicado a la Dirección Departamental expresando su descontento con la decisión y esperan respuestas en los próximos días. De lo contrario seguirán actuando hasta ser escuchados.

La vocera de los manifestantes aclaró que no permitirán que los niños pierdan clases, por lo que no tomarán todas las instalaciones de la institución. Sin embargo, no abrirán la Dirección, donde cambiaron candados para no permitir que la directora designada entre en la oficina.

Pinto no se encontraba ayer en la escuela durante la protesta, por lo que fue imposible obtener su versión.