13/04/2024
12:09 AM

Hondureña trabajó por un año en nacimiento para compartir su fe

Veronica Pineda Downing (62) creó este elemento de la cristiandad en la técnica amigorumi crochet dedicando miles de horas

SAN PEDRO SULA

Verónica Pineda Downing, una carismática cristiana de 62 años, dedicó todo un año para tejer un nacimiento con múltiples elementos con la técnica japonesa amigurumi crochet, una obra que se ha ganado los aplausos de los sampedranos.

Esta sampedrana, médica microbióloga de profesión con más de 30 años de experiencia, es socia fundadora de Diagnos, y compartió con LA PRENSA que la motivación que la llevó a dedicar miles de horas en la elaboración de este nacimiento fue su fe cristiana, pues “Jesús es digno de toda alabanza, y a través de esta obra se puede dar a conocer su nombre y lo que hizo por la humanidad”

Elementos de la geografía de Belén destacan en todo el nacimiento.

Verónica, no solo hizo el tradicional nacimiento de María, Jesús y José, sino que creó figuras detalladas del rey Heródes, sacerdotes judíos, los tres reyes magos con sus regalos y sus bestias de transporte, geografía de Belén, con oasis de agua, molinos y la infraestructura correspondiente a esa época y nación.

Para poder crear con la similitud más precisa los muñecos, casas y lugares como los oasis, esta mujer vio películas y analizó las lecturas bíblicas, con el objetivo de ser lo más cercano, algo que sorprende a quienes le escuchan describir su obra y acuden a verla.

Los tres reyes magos provenientes de tres regiones, con sus regalos y transportes, un caballo, un elefante y un camello.

En un principio el nacimiento estaba en su casa, pero sus amigos y familiares la motivaron a exponerlo, por lo que desde el día de reyes 8 de enero, hasta hoy, se expone en el laboratorio de Diagnos.

Verónica aprendió hacer crochet con la profesora Benigna Figueroa, cuando tenía 9 años, y cursaba el tercer grado en la escuela Pablo Menzel, y quien la incentivó aplicar lo aprendido fue la doctora Judith Pineda, quien también hace otra técnica de crochet para hacer accesorios.

Las creaciones de Verónica ya reciben elogios en el extranjero, pues creó los adornos en crochet para un árbol navideño, regalo que fue llevado por su hija para una amiga alemana.

También el nacimiento fue captado en vídeo por una extranjera que busca mostrar en Estados Unidos, que Honduras no solo es malas noticias, sino talento, pues esta sampedrana de raíces triniticas, encanta con su tierna y elabora creación.

Las casas están acorde a la infraestructura de aquella época y vestimenta.

“Yo soy cristiana evangélica, y creo que en todo lugar el Señor nos utiliza para dar palabra de consuelo, de ayuda, sobre todo en esta área donde viene tanta persona enferma, pensé que esto serviría para que la gente vea la grandeza del nacimiento de Jesús, la celebración de la Navidad, que un Rey de reyes vino a dar su sangre para redimirnos de nuestros pecados y tener la vida eterna”, comentó con una sonrisa.