22/05/2024
09:44 AM

Intensifican operativos contra el zancudo, piden a la población apoyar

La municipalidad sigue interviniendo escuelas, casas en barrios y colonias con los fondos de la emergencia.

San Pedro Sula

En medio de la emergencia declarada por dengue, el alcalde sampedrano Roberto Contreras no se salvó del zancudo “Aedes aegypti”.

Explicó que comenzó a presentar síntomas desde el sábado y las últimas horas han sido difíciles por las fiebres y malestar en el cuerpo.

“Me enfermé de dengue y tuve una noche complicada por las temperaturas de 40 grados. Ayer salía de viaje a una reunión en Miami, pero tuve que cancelar todo”, dijo el alcalde en un video.

Desde su lecho de enfermo, el alcalde pidió a los sampedranos cuidarse y cumplir con las medidas de prevención, además de colaborar con las brigadas de fumigación que están llegando a las casas y centros educativos en los barrios y colonias.

He pedido al gerente de recursos humanos que como medida de prevención envíe a todas las embarazadas a que hagan trabajo en casa mientras pasa este pico, manifestó.

Mario Rodríguez, jefe de alcaldes auxiliares, explicó que como parte de las acciones de la campaña “Barrio limpio” se están recuperando áreas y se lleva a cabo el operativo de limpieza, poda y limpieza en varias colonias, y ayer se hizo en Tepeaca.

“Llevamos a cabo campaña de concienciación entre los vecinos para que mantengan su área limpia y así evitar la propagación del zancudo transmisor del dengue, así como el tema ambiental”, manifestó.

Tenemos maquinarias de infraestructura y de Sulambiente recogiendo los desechos sólidos del canal, también nuestro equipo municipal realizó labores de barrido de calles, detalló el funcionario municipal. Rodríguez enfatizó la importancia de la participación comunitaria en estos operativos de limpieza y además evitar tirar la basura a la calle. Mientras que el supervisor de fumigaciones, Nixon Valladares, detalló que el objetivo es fumigar unos mil centros educativos del nivel primario y medio en el municipio con el fin de proteger la salud de los niños.

“Se trabaja de manera planificada, con el propósito de eliminar el mosquito transmisor del dengue, zika y chikungunya”. La recomendación es aplicar la untadita, una mezcla de cloro y detergente, para erradicar la larva.

Por su parte, el gerente de Salud Municipal, Wilmer Euceda, detalló que la situación del dengue en el municipio se complica y declarar una emergencia municipal fue una buen estrategia; pero como van las cosas se tendrá que analizar la ampliación. Solo en la red municipal estamos atendiendo entre 50 y 70 casos semanales y durante los operativos. Preocupa que siguen saliendo 60 casas de cada 100 con larvas de zancudo, aseguró.