22/05/2024
12:01 AM

Déficit de 32,000 lámparas tiene en oscuras a la ciudad

El robo de lámparas se ha disparado, autoridades estiman que han hurtado más de 3,000 luminarias. Los principales bulevares y zonas como el segundo anillo están a oscuras.

San Pedro Sula

Con el programa Honduras Brilla, ejecutado en 2016, varias zonas de San Pedro Sula fueron iluminadas con modernas lámparas led; sin embargo, el robo acelerado ha provocado que nuevamente se queden a oscuras.

Además de sectores populosos como la Rivera Hernández, Chamelecón y El Carmen, la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) a través del programa Honduras Brilla iluminó bulevares como el del norte, sur y este y en ese entonces la recién construida segunda trocha del segundo anillo periférico.

Actualmente, la Enee estima que han sufrido el robo de más de tres mil lámparas led y que el déficit en la ciudad es de unas 32,000 luminarias. Leonardo Ramos, coordinador regional de la Enee, declaró a Diario LA PRENSA que el robo más reciente del que tienen conocimiento se dio en el bulevar que conecta el plantel de la Enee de La Puerta con el bulevar del este, adonde delincuentes se robaron al menos 14 lámparas.

Amplió que en el corredor entre San Pedro Sula y El Progreso, en donde instalaron 930 lámparas de ultima generación, faltan ya unas 525 luminarias.

El operativo, que inició en febrero, tuvo una inversión de 43 millones de lempiras y se desarrolló en varios municipios.
En el segundo anillo periférico, que quedó muy bien iluminado en 2016, han hurtado más de 65 lámparas con todo y brazo.

Aunque en esa zona instalaron unas 160 lámparas y se han robado unas 65, hay muchas que no están en funcionamiento porque también se llevaron transformadores que alimentan esos circuitos.

“Lo que hemos hecho es que reubicamos las lámparas en barrios y colonias, ya que sin el transformador queda vulnerable para el robo”, contó.

En el bulevar del norte también ha habido robo y en el bulevar entre San Pedro Sula y Villanueva. Ramos estimó que por hurto han perdido más de tres mil lámparas únicamente en la Capital Industrial.

En febrero de este año, la Enee inició un operativo de mantenimiento del alumbrado público que consistía en instalar nuevas lámparas y reparar aquellas que pasaban encendidas las 24 horas y no solo en la noche, como se necesita.

Este operativo ya finalizó y lograron instalar más de 1,300 lámparas led de 29 watts de potencia en barrios y colonias, ya que para bulevares se necesitan otras con mayor capacidad.

La estatal actualmente sigue reparando lámparas ya existentes, pues no cuenta con nuevas lámparas.

Ramos explicó que una de las medidas que analizan como empresa es ya no instalar lámparas led, sino volver a las lámparas de vapor de sodio, ya que estas ultimas no son muy codiciadas por los malhechores.

“Lo mejor es que la población denuncie. Las personas ven carros particulares bajando las lámparas, los carros de la Enee están identificados con la bandera del Estado”, motivó.

Aunque las autoridades analizan volver a colocar lámparas de vapor de sodio reconocen que las led son mejores, ya que garantizan un ahorro de energía y son de mayor duración.

Cada lámpara led tiene un costo en el mercado de unos $250 (L6,050). Hace varios años, el déficit de lámparas en la ciudad era de 35,000, actualmente ronda en las 32,000 luminarias, pues aunque han instalado nuevas el robo se ha disparado.

Las lámparas que permanecen encendidas de día y de noche representan pérdidas de $8.4 millones al año.
La recomendación que hace Ramos a la ciudadanía es denunciar el robo a la línea de emergencia 911.

La oscuridad, los baches y zonas sin señalizar se han convertido en un riesgo más al que deben enfrentarse los sampedranos, debido a que provocan accidentes.

La oscuridad también es aprovechada por los malhechores para cometer actos delictivos.
LA PRENSA consultó a los ciudadanos sobre esta problemática.

“Extraño que se roben lámparas fácilmente, tienen que tener el equipo para llegar a esa altura. Se me hace que es un negocio de los de siempre para robar más dinero”, opinó Alberto Escalón.

El ciudadano Gerardo Mejía expresó que la Policía Preventiva, Municipal o los militares deben tomar acciones. “El Gobierno cobra alumbrado público y no hay iluminación”, comentó Walter Argueta.