24/04/2024
01:55 PM

Asentamientos irregulares se incrementan por el covid-19

Las personas ya no pueden pagar sus rentas y están migrando de los barrios a los bordos. Piden no descuidar el tema.

San Pedro Sula.

La cantidad de personas viviendo en asentamientos irregulares aumentará con la pandemia porque muchas familias ya no pueden pagar renta y están migrando en la misma ciudad, advierten analistas y expertos en asuntos de vivienda social.

En el valle de Sula hay 133 asentamientos irregulares, no solo bordos, sino derechos de vía tomados, propiedades en litigio y otras. San Pedro Sula tiene 25 asentamientos de los cuales 16 son bordos. El municipio que le sigue es Choloma, pero esta cantidad puede duplicarse en los próximos meses.

Foto: La Prensa

'Es un problema que debe atenderse porque se agravará y hay que dar opciones': Martín Mayorquín,
Fundación Valle de Sula
Otra de las realidades que están advirtiendo es la migración de familias completas e individuos que regresan a sus pueblos de origen sobre todo al occidente del país. Esto está generando un aumento de casos de covid-19 en algunos pueblos y obliga a los alcaldes a retomar el liderazgo en sus municipios para generar empleo, buscar programas de vivienda social y al gobierno a descentralizar proyectos.

Alberto Benítez, director ejecutivo de Hábitat para la Humanidad, dice que la pobreza y la situación que se está viviendo obligan a las personas a dejar sus casas porque no pueden pagar rentas y están migrando en la misma ciudad.

Construcción de viviendas

La gente está buscando una estrategia de sobrevivencia porque muchos ya han perdido su trabajo y deben mantener las familias, entonces están recurriendo a vivir en los asentamientos irregulares que no solo son los bordos sino derechos de vía y terrenos privados que están en litigio.

El director de Hábitat estima que se avecina un problema serio, pero recomienda fortalecer e incrementar los programas de vivienda social para que se dinamice la economía. “La vivienda es una estrategia para el combate del covid-19 y la reactivación de la economía”, explicó.

Por su parte, el economista y director de la Comisión de Acción Social Menonita, Nelson García Lobo, dice que con esta crisis se espera una reducción del producto interno bruto entre el 2.5% y 3.5%, que es la caída más grande que registra la historia en las últimas décadas.

Foto: La Prensa

'Los alcaldes deben reorientar programas y beneficiar a los municipios del interior': Osmín Bautista,
exvicealcalde

“La producción nacional se viene abajo y con ello las principales fuentes de empleo que no son las maquilas, sino las pequeñas y medianas empresas que generan más del 80% del empleo en Honduras y que ya registran una caída estrepitosa de alrededor del 70% porque no tienen capital, viven del día a día y hasta con tarjeta de crédito”.

Antes de la pandemia ya había personas que estaban migrando a asentamientos irregulares, pero ahora el crecimiento será increíble porque son lugares con condiciones infrahumanas, pero no se pagan servicio públicos ni impuestos, señala.

“Ya se está experimentando la migración de personas de la ciudad porque las personas al quedar sin empleo ni recursos regresan a sus pueblos.

García Lobo recomienda que se deben implementar programas de microempresas en los municipios para hacerle frente al desempleo.