Resuelven problema de energía en el suroeste de San Pedro Sula

La subestación de 25 megavatios alimenta dos circuitos, uno para colonias y otro para la fábrica de Nike

La nueva subestación de 25 megavatios está cerca del estadio Olímpico.
La nueva subestación de 25 megavatios está cerca del estadio Olímpico.

San Pedro Sula, Honduras.

La nueva subestación que la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) construyó en el sureste de la ciudad ya está en operaciones.

Desde septiembre de 2020, Diario LA PRENSA informó sobre la construcción de una nueva subestación de energía en las cercanías del estadio Olímpico. El transformador que está conformado por dos nuevos circuitos está en funcionamiento desde el mes pasado.

La subestación tiene dos nuevos circuitos; uno de ellos recibe la sobrecarga que tenía el circuito 203, del cual dependen las colonias del suroeste y del sureste y las bodegas que operan a lo largo de la 33 calle.

LEA: Solo hondureños enrolados podrán ejercer el voto

Al pasar carga del circuito 203 al nuevo circuito se espera un mejor servicio. El segundo nuevo circuito alimenta la nueva fábrica de manufactura que confeccionará ropa deportiva para la marca Nike y que está por entrar en operaciones.

Joel Molina, jefe de la unidad del Centro de Operación y Distribución de la Enee, declaró que uno de los circuitos está generando energía a las colonias Luisiana, El Estadio, Villa Ernestina, Perfecto Vásquez, Villa Asturias, Miguel Ángel Pavón, Islas del Progreso II y todas las bodegas que funcionan en la 33 calle.

“Los dos circuitos ya están funcionando, porque la Nike está en construcción, pero ya tiene energía. Con esto mejoró el voltaje en la zona y también habían proyectos que no se podían hacer por eso; pero ahora se puede asignar la carga que requieren”, indicó Molina.

La subestación de 25 megavatios beneficia a más de 50,000 pobladores de esas zonas, debido a que el circuito 203 estaba sobrecargado. Esta zona de la ciudad ha tenido un alto crecimiento en los últimos dos años, sobre todo por la ampliación a cuatro carriles de la 33 calle realizada por el consorcio Siglo 21. Alrededor de esta obra surgieron nuevas plazas comerciales, gasolineras y centros de conveniencia. Además de bodegas industriales y de usos mixtos.

También se prevé que tenga un mayor crecimiento una vez comience a operar en unos dos meses la nueva fábrica que tendrá más de cinco mil empleados y con el intercambiador entre la 33 calle y el bulevar del este que comenzó a construir el consorcio Siglo 21.

La Prensa