Internet y bioseguridad elevan costo de canasta básica

Según con la Secretaría de Trabajo, entre enero y abril de este año la canasta familiar incrementó L92. Consumidores resienten aumentos.

En los mercados Dandy y Medina, de los más grandes de SPS, la afluencia de clientes ha disminuido en un 30% de acuerdo con algunos locatarios. Fotos:Franklyn Muñoz.
En los mercados Dandy y Medina, de los más grandes de SPS, la afluencia de clientes ha disminuido en un 30% de acuerdo con algunos locatarios. Fotos:Franklyn Muñoz.

San Pedro Sula

La compra de materiales de bioseguridad para protegerse del covid-19, así como de medicamentos, Internet y equipos tecnológicos para mantenerse conectados al sistema educativo, han elevado el costo de la canasta básica de los sampedranos y hondureños en general.

Así lo interpreta Ricardo Matamoros, director del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y que por años ha seguido muy de cerca el comportamiento y variación de los precios de la canasta básica local.

Para el académico no hay duda que la necesidad de los nuevos materiales han impactado directamente en la economía de la clase obrera del país. “En Honduras, como en el resto del mundo, hubo una preponderación de la composición de bienes de consumo producto de la pandemia, además estos nuevos bienes no están contenidos dentro de la canasta básica, es decir, que son necesidades adicionales a esta”, explicó Matamoros.

Al cierre del primer trimestre de 2021, la canasta familiar tenía un valor de L9,095.85 mensuales para un hogar de cinco personas, según cifras de la Dirección General de Salarios de la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, lo cual contrasta con el salario mínimo vigente que es de L10,022.

A la vez, las estadísticas muestran que entre enero y abril se registró un incremento de L92 en los alimentos de primera necesidad.

Precios en mercados

Un buen porcentaje de la población compra sus productos en los mercados porque consideran que los precios en estos lugares son más accesibles; aunque para algunos consumidores el encarecimiento de la canasta básicas es general.

“Antes de la pandemia yo venía al mercado con L3,000 y compraba bastante, ahora todo está caro y toca llevar un poquito de cada cosa para ajustar”, dijo Cecilia Palma, compradora.

Vendedores de estos establecimientos manifestaron que son pocos los aumentos durante el año; aunque destacaron que el guineo verde y los frijoles han tenido una alza constante, mientras que los lácteos y verduras han tenido rebajas considerables.

La Prensa