Temperaturas oscilarán entre 36 y 40 grados hasta junio en el valle

Para julio, de cara a la temporada de lluvias y huracanes, el termómetro bajará hasta los 32 grados. Médicos recomiendan hidratarse y no exponerse al sol entre las 10:00 am y las 4:00 pm.

Con sombrillas, libros y hasta con las manos, los sampedranos buscan protegerse de los rayos del sol. Fotos: Moisés alenzuela y Yoseph Amaya.
Con sombrillas, libros y hasta con las manos, los sampedranos buscan protegerse de los rayos del sol. Fotos: Moisés alenzuela y Yoseph Amaya.

San Pedro Sula.

Las altas temperaturas que en las últimas semanas azotan a la Capital Industrial se han convertido en un verdadero infierno para los sampedranos.

El calor no da tregua y la sensación térmica ha llegado a los 42 grados centígrados en días pasados, lo que obliga a las personas a salir a la calle con paraguas o cualquier otro utensilio portátil que los ayude a protegerse de los intensos rayos de sol, los cuales durante el día parecen quemar la piel o incluso derretir la suela de los zapatos.

La situación lejos de mejorar continuará empeorando para los siguientes días, pues según proyecciones de los expertos de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), las altas temperaturas persistirán durante todo mayo y junio en Honduras y especialmente en el valle de Sula.

Un sistema de alta presión que provoca estabilidad atmosférica, combinado con los vientos cálidos que vienen del Pacífico e ingresan al país por la zona sur hasta desplazarse por el resto del territorio nacional son los factores que están influyendo en el golpe de calor que sofoca a los hondureños.

Alberto López, pronosticador de Copeco, explicó que en Choluteca se están registrando temperaturas de 41 grados y los vientos que corren de sur a norte arrastran los gases hasta Cortés, propiciando en la región un clima caluroso.

Para los siguientes dos meses el termómetro oscilará entre lo 36 y 40 grados por la mañana y parte de la tarde y cerca de los 27 en la noche, pudiendo bajar hasta los 25 en la madrugada.

“La presencia de humo y bruma en el ambiente aumenta la temperatura y otros factores propio de las grandes ciudades como el calentamiento del pavimento y el calentamiento de los vehículos, todo esto favorece a que haya un incremento en las temperaturas”, explicó.

Agregó que para julio, de cara a la temporada de lluvias y huracanes, el termómetro bajará hasta los 32 grados, mientras tanto recomendó a la población evitar exponerse al sol, principalmente los adultos mayores, niños y bebés.

Hidrátese

Prevenir los efectos del golpe de calor es muy necesario, de acuerdo con los especialistas, es importante mantenerse hidratado. Joshua Rodríguez, médico general, aconsejó mantenerse bien hidratado para recuperar el agua que se pierde al sudar. Como segundo consejo el galeno recomendó comer cítricos por su alto contenido de agua y frutos frescos, utilizar ropa cómoda y de colores claros para disminuir la temperatura corporal, asimismo, sugiere exponerse los menos posible al sol entre las 12:00 m y 4:00 pm y usar protector solar.

El Cuerpo de Bomberos hizo un llamado a la población para que evite sobrecargar el sistema eléctrico de sus viviendas y prevenir incendios que se dan a consecuencia de cables en mal estado o por electrodomésticos deteriorados.

La Prensa