“Gracias a mi Padre Santo tengo otra oportunidad de vivir”

Marlon Jerezano, médico de la Unidad Estabilizadora, informó que los cuatro pacientes que recibieron el alta este fin de semana se encuentran bien de salud y con una evolución favorable.

/

San Pedro Sula.

“Me siento bastante bien, le doy gracias a Dios porque la etapa peor ya la pasé, ya voy a casa a estar en reposo”, fueron las palabras en medio del llanto de José Antonio Martínez, paciente que venció el COVID-19 al salir de la Unidad Estabilizadora en el Gimnasio Municipal, habilitada para atender a las personas afectadas por el nuevo coronavirus.

Con José Antonio, otras tres personas fueron dadas de alta de dicha unidad y con ellos sumaban seis hasta ayer los ciudadanos que han sanado y abandonado esas instalaciones.

Entre los pacientes que lograron vencer la enfermedad y que retornaron a sus hogares está María Mercedes Gutiérrez, quien abandonó la Unidad Estabilizadora en medio de los aplausos del personal médico.

5,040
pruebas para diagnosticar pacientes con COVID-19 se han procesado hasta la fecha en el laboratorio de virología de San Pedro Sula, de la cuales 2,533 han dado positivas y 2,225 han sido negativas.

“Gracias a Dios que estoy bien, es una oportunidad más, gracias a mí Padre bello, estaba bien atendida, no me quería ir, pero mis hijos me necesitan. Fue duro, pero gracias a mi Padre Santo tengo otra oportunidad de vivir”, expresó mientras la movilizaban en un silla de ruedas hacia donde uno de sus hijos la esperaba.

Richard Sánchez Gutiérrez, hijo de María Mercedes, agradeció a Dios por la recuperación de su madre. “Gracias a Dios se pudo recuperar mi mamá. La gente debe quedarse en su casa y guardar las medidas de seguridad porque esto no es un juego”, aconsejó el joven.

Marlon Jerezano, médico de la Unidad Estabilizadora, informó que los cuatro pacientes que recibieron el alta este fin de semana, al igual que los primeros que salieron el jueves y viernes de la semana pasada, se encuentran bien de salud y con una evolución favorable.

“Todos ingresaron con referencia de los hospitales Leonardo Martínez y Mario Rivas, después de permanecer 15 y hasta 17 días hospitalizados”.

Aseguró que en la Unidad Estabilizadora se les dio continuidad con el manejo hasta que estuvieron aptos para retornar a sus casas.

np-limpiasps1-250520(800x600)
María Mercedes Gutiérrez también recibió el alta médica.
La Prensa