“Las zede son un riesgo para los inversionistas”: Cohep

Empresarios advirtieron que este esquema es riesgoso por la falta de seguridad jurídica JOH: “Aquellos que se oponen no quieren que se generen empleos”.

Amapala Turismo
Amapala Turismo

SAN PEDRO SULA

A través de un extenso análisis jurídico, la junta directiva del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) consideró que las zonas de empleo y desarrollo económico (Zede), como modelo de desarrollo e inversión en el país, “han sido desnaturalizadas desde todo punto de vista, generando en este momento demasiados riesgos a los inversionistas y al Estado de Honduras por la falta de transparencia y forma como se han venido autorizando”.

“De igual forma, este modelo de desarrollo económico y social debe ser ampliamente consultado con los distintos sectores de la sociedad hondureña para contar con legitimidad”.

Según la gremial del sector privado, las reformas constitucionales que dan nacimiento legal a las Zede y la Ley Orgánica de las mismas, carecen de legitimidad al no haber sido aprobadas mediante amplios proceso de consulta a la población hondureña y sus distintos sectores.

3 Claves de las zedes en el paísEl Cohep emitió ayer sus consideraciones oficiales sobre las zonas de empleo y desarrollo económico.
Según la ley. Las Zede gozan de autonomía funcional y administrativa que incluye las funciones, facultades y obligaciones que la Constitución de la República y las leyes les confieren a los municipios. Contarán con tribunales autónomos e independientes con competencia exclusiva.
Más beneficios. Este 24 de mayo, el Congreso Nacional aprobó una serie de reformas a la Ley de las Zedes y otorgó más exoneraciones y beneficios fiscales para las zonas de empleo y desarrollo económico, vigentes desde 2013 en Honduras.
Solicitan información. El Cohep instruyó a su dirección ejecutiva para pedir información al CN, al Instituto Nacional de Estadísticas (INE), SAR, la Administración Aduanera, Secretaría de Finanzas y al Comité para la Adopción de Mejores Prácticas (Camp), todo con relación a las Zede.

“El decreto legislativo aprobado por el Congreso Nacional por medio del cual se aprueban las ‘Normas para regular las relaciones fiscales y aduaneras entre las entidades competentes del Estado de Honduras y las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (Zede) tiene motivos de inconstitucionalidad, violentando el principio de legalidad que es la piedra angular del Estado de derecho y por ende el artículo 1 de la Constitución de la República, que establece que Honduras es un Estado de derecho”, agregó el Cohep entre las conclusiones expuestas en el análisis jurídico.

Esto significa que cualquier norma que se cree en el país debe regirse por el proceso de formación, sanción y promulgación de la ley, respetando las normas jurídicas existentes y con inspiración en los principios formadores del derecho, explicó.

En criterio del sector privado, las Zede son una imposición de un nuevo Estado dentro del Estado de Honduras, “al dar atribuciones a estas Zede que las diferencian del Estado hondureño, al tener un territorio diferenciado, una población que debe registrarse dentro de este territorio y un poder distinto al del Estado hondureño”.

El Cohep advirtió a los empresarios nacionales y extranjeros que las inversiones que se realicen en las Zede son de alto riesgo por la falta de seguridad jurídica.

Para el Cohep, el establecer que las Zede cuentan con la consideración de extraterritorialidad fiscal y aduanera “generará un déficit fiscal a las finanzas públicas y de los gobiernos locales, por lo que este es un tema que puede comprometer los acuerdos suscritos con órganos multilaterales de financiamiento con los cuales el Estado de Honduras se ha comprometido”.

En consideración de la gremial, el Comité para la Adopción de Mejores Prácticas (Camp) “ha actuado al margen de la ley, autorizando la aprobación de la creación de las Zede al margen de lo establecido en la Constitución de la República y de la Ley Orgánica de la Zede”.

La gremial consideró que las actuaciones de los miembros del Camp, que han autorizado la creación de las Zede, “se encuentran viciadas de nulidad y son objeto de responsabilidad civil, administrativa y penal, pudiendo concluirse que al no haber sido aprobadas las Zede por parte del Congreso Nacional estamos ante un tipo penal de prevaricato administrativo y abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes y funciones de los funcionarios públicos”.

Con relación al proyecto de Próspera que se construye allí, el regidor de Roatán, Rully Siguenza, dijo que “nunca presentaron peticiones para informar sobre esa zede”.

En criterio de los empresarios, el desarrollo económico y social por medio de la creación de empleos no puede sujetarse de normas que sean contrarias al Estado de derecho, siendo principios doctrinarios del Cohep: Velar por el funcionamiento de un Estado democrático, representativo y subsidiario al servicio del hombre y no este al servicio del Estado.

Así como velar por el desarrollo de la libre iniciativa amparada en los derechos que otorga la Constitución y las leyes; la generación de riqueza que asegure la creación de empleos, ingresos y ganancias legítimas a quien asume el riesgo empresarial y al Estado, tributos para su justa y equitativa distribución a los realmente necesitados en la sociedad.

Reacciones

Durante una visita en la isla del Tigre, en Amapala, Valle, el presidente Juan Orlando Hernández dijo ayer que no se puede hablar de ilegalidad en relación con las Zede, “porque es un asunto que ya pasó dos veces por la Corte Suprema de Justicia y tres por el Congreso Nacional”.

El mandatario aseguró que en Amapala más del 80% de las personas están desempleadas, “y por eso se hace necesario instalar esas zonas en Honduras”.

Hernández dijo que en una zona de empleo existen ventajas como que el colaborador tendrá un 10% más de salario en relación con estar fuera de la misma, además de que el 90% de los trabajadores deben ser hondureños.

“Aquellos sectores que se oponen a las zonas de empleo y que alegan temas de ilegalidad y otros aspectos de fondo es que no quieren que se genere empleo en Honduras”, agregó.

El Presidente recordó que en Amapala aún no se ha hablado de instalar una zona de empleo, porque hasta el momento solo hay tres autorizadas en Honduras, pero destacó que con la autopista que une a los océanos Atlántico y Pacífico “una vez concluida habrá mejores opciones para toda la región”.

El titular del Ejecutivo también puso como ejemplo que “el más moderno y grande agroparque de América Latina se está construyendo en este momento en San Marcos de Colón, Choluteca”, donde en la actualidad están trabajando más de 400 personas en la construcción del proyecto, y para agosto se incorporarán otros 600 más.

Durante una entrevista dada días atrás a GOTV (Grupo Opsa), el presidente del Cohep, Juan Carlos Sikaffy, dijo que no se pueden tener zonas especiales de desarrollo “y poner a competir en desventaja a las empresas hondureñas”.

Alcaldes tienen posiciones encontradas sobre las zede

TEGUCIGALPA. Las Zede siguen creando posiciones encontradas en diversos sectores de la sociedad hondureña.

Esta vez, las autoridades edilicias de los municipios adonde se pretenden instalar las denominadas ciudades modelos expresaron sus puntos de vista.El alcalde de Choloma, Leopoldo Crivelli, es del criterio que las Zede generarán riqueza y mayor cantidad de empleos.

“Las ciudades modelos generarán “entre 1,000 a 1,500 empleos y oportunidades. En Choloma la inversión sería “de $150 millones a $200 millones, es una bonita inversión, imagínese que aquí se van a hacer todos los fármacos para toda Centroamérica y parte de Latinoamérica de casa farmacéutica”.

El regidor de Roatán, Rully Siguenza, afirmó que las Zede no beneficiarán en nada a la isla; además, “nunca presentaron alguna petición de hacer alguna reunión de Zede, nosotros no sabemos nada, de momento se han hecho cuatro marchas en contra en Roatán, ahora se recogerán firmas”.

La Prensa