Escapan de la crisis productores de vegetales orientales

En abril tuvieron que darles las berenjenas a las vacas por contracción en la demanda.En los primeros cuatro meses, el país captó $49.1 millones.

Los consumidores de vegetales orientales son inmigrantes asiáticos radicados <br/>en Estados Unidos.
Los consumidores de vegetales orientales son inmigrantes asiáticos radicados
en Estados Unidos.

San Pedro Sula.

Los productores de vegetales orientales del departamento de Comayagua, quienes en abril les dieron las berenjenas a las vacas por el confinamiento del mercado de Nueva York, reiniciaron las operaciones motivados por la reactivación de la economía de Estados Unidos.

La decena de plantas exportadoras que, en su mayoría habían suspendido las operaciones, retomaron las actividades en las últimas semanas impulsadas por los nuevos pedidos hechos por sus clientes en Estados Unidos.

“Las empacadoras estamos operando no en un 100% porque los restaurantes en Estados Unidos siguen cerrados, el consumo ha cambiado (…). Al principio sí nos vimos afectados, pero ahorita ya no. Los clientes que tenemos en Estados Unidos siguen pidiendo. Esperamos que aumente la normalidad y lleguemos a la normalidad”, dijo Luis Mancía, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Vegetales Orientales de Comayagua.

A lo largo del valle de Comayagua hay más de 700 hectáreas cultivadas con vegetales orientales, entre ellos, berenjena china, berenjena india, pepino peludo y cunde chino, que llegan a los supermercados de Nueva York, Massachusetts, Maryland y Pensilvania, donde son comprados mayoritariamente por consumidores de origen asiático.

jt-vegetales5-030720(800x600)

De acuerdo con el Departamento del Trabajo de Estados Unidos, en mayo comenzó a crecer el consumo (8.2%), luego de varias semanas de contracción.

Entre marzo y abril, los brokers les informaron a los exportadores hondureños que suspenderían temporalmente las compras tras observar una reducción en las ventas por el confinamiento impuesto a los ciudadanos en Estados Unidos para evitar la proliferación del covid-19.

A pesar de esos obstáculos, en los primeros cuatro meses del año, Honduras logró captar más divisas por la exportación de legumbres y hortalizas: $49.1 millones, 9.8% más respecto a igual período de 2019, según el Banco Central de Honduras (BCH).

Sin embargo, en esos cuatro meses, los exportadores enviaron 105,694 kilos, un volumen inferior al embarcado el año pasado: 106,998 kilos. Esta vez, vendieron el producto a un precio promedio de $0.46 centavos contra $0.42 del año pasado.

500 familias
El cultivo de vegetales orientales es una actividad desarrollada por unas 500 familias rurales del valle de Comayagua.

Los exportadores no resultaron tan perjudicados porque las medidas impuestas en Estados Unidos llegaron cuando la ventana de comercialización estaba cerrando. La mayor producción la exportan entre octubre y mayo. Durante los siguientes meses envían menos volumen.

Ahora Mancía cree que, a causa de los temores provocados por el coronavirus, las empresas exportadoras se verán obligadas a empacar cada unidad que envían para evitar que cada vegetal sea un vehículo de contagio por la manipulación de muchas personas en toda la cadena de comercialización.

“La tendencia va a cambiar. La gente va a querer productos empacados desde que salga de la plantación hasta las manos del consumidor. Es posible que no quieran producto a granel, pero debemos esperar las pautas del mercado”, dijo.

LC-hortalizas-030720(1024x768)
La Prensa