Más noticias

10 formas de hacer feliz a tu esposa

Los pequeños detalles son los más importantes, en cuanto más pronto el hombre lo entienda, mejor para ambos

No se necesita gastar una fortuna para salir o sorprender con un regalo, para una mujer, la intención es lo que cuando, siempre y cuando sienta que el acto fue hecho con amor.
No se necesita gastar una fortuna para salir o sorprender con un regalo, para una mujer, la intención es lo que cuando, siempre y cuando sienta que el acto fue hecho con amor.

La experta en temas de pareja Cystalee Beck compartió sus ideas y recomendaciones en su articulo en inglés ‘10 simple ways to make your wife happy’, que resumimos a continuación:

1. Preséntala con un cumplido. Decir algo como “Me gustaría que conocieras a mi bella esposa”, o “Esta es mi media naranja ” vale mucho más de lo que imaginas. Reconocer públicamente a tu esposa como tu adorada compañera de por vida es otra muestra de que la valoras.

2. Abrázala cuando se saluden. Después de un largo día peleando batallas en la oficina y ella de impedir que los niños trepen los muros de la casa, los dos pueden beneficiarse de un tierno abrazo. Asegúrate de demostrarle que la extrañaste y que te alegras de reunirse de nuevo.

3. Pregúntale cómo puedes ayudar. Con sincera voluntad de ayudarla, pregunta cómo puedes aliviar su carga. Este gesto aplica a mucho más que trabajar en el jardín, significa también estar en sintonía con sus necesidades emocionales y espirituales. A veces todo lo que tu esposa necesita es un oído atento.

4. Deja que ella escoja la película. O, si están jugando videojuegos o juegos de mesa, déjala elegir. Ella necesita saber que su opinión cuenta en su matrimonio. El tomar turnos con estas simples opciones hace que sea más fácil el llegar a acuerdos en las decisiones más importantes en el hogar.

5. Perdónala. Si tu esposa olvidó prepararte el almuerzo, o accidentalmente rompió el control remoto de la TV: perdónala. Después de todo, ¿no es humana también? Toma en cuenta todo lo que hace bien y deja pasar los pequeños errores. Tú tampoco eres la perfección en persona.

6. Dale la mano en público. Algunas mujeres son menos propensas a las demostraciones de afecto públicas, pero mientras sea apropiado, toma y estrecha su mano. Con la certeza de que estás orgulloso de ella, tu esposa caminará más alto, y con una sonrisa un poco más grande.

7. Escríbele cartas de amor. Concéntrate en las cosas específicas que te gustan de ella, como la arruga que se forma en su nariz cuando se ríe o cómo ella siempre encuentra el lado positivo de toda situación. Puedes esconder tu carta de amor en su cosmetiquera o debajo de la almohada.

8. Sé caballero y abre la puerta. Comportarse como caballero no ha muerto. Siempre que sea posible, abre la puerta galantemente para agradar a tu esposa. Lo más seguro es que ella creció queriendo ser una princesa, entonces, sé su príncipe.

9. Reserva un día a la semana para salir en citas. En un mundo rápido y exigente, es fácil quedar atrapado entre las tantas responsabilidades como son los niños, el trabajo, la familia extendida. Escoge una noche especial a la semana solo para ustedes dos. No tiene por qué ser una salida costosa o extravagante. Solo tienes que hacer un esfuerzo para consentirla y cortejarla, como lo hiciste cuando eran novios.

10. Déjala volar. Como su compañero, estás en la mejor posición para ayudar a tu esposa a alcanzar sus sueños. Muéstrale siempre que estás dispuesto a ser su mejor aliado.