Más noticias

Escuchar al otro, clave en Navidad

Especialista dicen que los festejos decembrinos son una gran oportunidad de conocer qué piensa el otro, qué opina, qué necesita y cómo se siente.

La mayoría cree conocer a su pareja, hijos, padres, hermanos, pero a veces, la realidad suele ser otra. Nunca es tarde para empezar a conocerse mejor, y las celebraciones de Navidad pueden ser punto de partida.

"Todos estamos con la idea de que conocemos al otro, pero en realidad conocemos la idea que tenemos nosotros de ellos. Puede ser que se conozca una parte de la persona, pero hay muchos aspectos que explorar", indica Aura Medina De Wit, psicoterapeuta, instructora de meditación y autora de distintas publicaciones.

Para la experta, permitirse vislumbrar lo que no se ha visto del otro es crucial para sentirse bien con uno mismo y en sus relaciones con los demás.

Medina De Wit indica que aprovechar los festejos decembrinos representa una gran oportunidad de conocer qué piensa el otro, qué opina, qué necesita y cómo se siente.

Pero antes, precisa la especialista, las personas deben hacer un trabajo previo de introspección para saber cómo se sienten respecto al otro y después poner manos a la obra.

Considere que aunque resulta ideal aprovechar estas celebraciones, no significa que en unas horas las personas se pondrán al orden del día con respecto a quiénes son sus seres queridos o qué necesitan. Simplemente se trata de avanzar en la materia y trazar el camino a recorrer durante 2019.

La especialista aconseja indagar primero cómo esta usted con su familia y las personas con las que se reunirán y escribir de ello al respecto.

"Cuando tú escribes puedes detectar que quizá tienes asuntos sin resolver con algunas personas. Tiene que ser un acto de mucha honestidad conmigo misma. Eso no es con el otro", añade.

Ejemplifica que si estará su cuñada, hay que valorar qué sucede con uno.
"¿Entro en competencia, me siento inferior, me siento juzgada? No se trata de culpar a nadie, sino de enfocar la atención en cómo estoy yo".

Advierte que no se trata de resolver los malentendidos durante las celebraciones.
"Eso puede suceder tras crear una relación más empática. Hay que escribir y sacar todo lo que está dentro para que no estorbe. Después se puede hacer un ritual y quemar lo que se escribió.

"Si hay algo que hablar con esa persona puede realizarse después, pero el enojo, el resentimiento hay que quemarlos. A la celebración hay que llegar renovado y sin la intención de criticar, competir, juzgar o saldar cuentas", sugiere.

Una vez realizada esta estrategia puede iniciar la labor de indagación sobre el otro.
La clave, indica la experta, es interesarse en él. Es decir, durante las celebraciones hay que acercarse con las personas a las que se quiere conocer y simplemente escucharlas. Estar con ellas 5, 10 o 15 minutos es suficiente.

"Hay que pregúntales por ejemplo: cómo estás, qué estás haciendo con tu vida y hay que evitar de verdad dar consejos, sugerencias, opiniones. No hay nada más lindo que sentarte a hablar con alguien que te escucha realmente, qué se interesa por tu vida, por cómo te sientes y por cómo puede apoyarte".

El propósito, reitera, es crear empatía con el otro. "No hay situación que ayude más a una relación que la otra persona sienta la empatía, que se puedan crear estos vínculos de empatía. Seguramente cuando ella termine de hablar te va a preguntar a ti. Porque si tu te interesas por alguien, casi casi en automático, la otra persona se va a interesar por tu vida". A partir de ahí es posible construir los puentes para empezar a conocer más al otro.

¡Escúchelos!

Para una comunicación saludable:
-Aleje el celular. Brinde su completa atención a la persona que está escuchando.
-Demuestre empatía: Haga entender al otro que comprende la situación de la que le habla. Una caricia suave o un abrazo puede hacer saber que se comprenden sentimientos tristes o negativos.
-Utilice las palabras y los tonos de voz que desea que el otro utilice.
-Asegúrese de que su tono de voz y lo que usted hace envíe el mismo mensaje.
-Comunique sus sentimientos con calma.
-Sea sincero.

En calma
Si se siente estresado antes de hablar:
-Respire profundo muy lentamente.
-Intente encontrar una palabra que exprese lo que siente.
-Comparta sus sentimientos de frustración.
-No guarde rencores.

Conviene saber
-Los papás se acercan al adolescente para controlarlo y decirle lo que tienen que hacer y ellos odian eso.
-Escuche qué tienen que decir.

Lo bueno del año
-Antes o después de la cena, proponga que las personas que lo deseen, hablen de lo bueno para él durante el año sin ser interrumpidos.

Fuente: Aura Medina De Wit, psicoterapeuta.