El presidente estadounidense, Barack Obama, aseguró hoy que los programas de espionaje de llamadas y comunicaciones en internet cuentan con un 'amplio apoyo bipartidista' en el Congreso y son continuamente supervisados.

Obama indicó desde California, donde hoy se reunirá con el presidente chino, Xi Jinping, que estos programas 'ayudan a prevenir ataques terroristas' y han sido revisados por su equipo de asesores, por el Congreso y el poder judicial.

Según el mandatario, 'no se puede tener 100 % privacidad y 100 % seguridad' y aseguró que se ha conseguido 'el equilibrio adecuado' pese a las comparaciones con el 'Gran Hermano' de los programas de espionaje revelados por la prensa esta semana.

El diario británico The Guardian reveló esta semana que la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) y el FBI recogen todos los días registros de llamadas de millones de clientes de la operadoras de telefonía, en virtud de una orden judicial secreta.

Además, ayer se conoció que también se recaban datos de los servidores de las grandes empresas estadounidenses de internet, entre ellas Microsoft, Yahoo, Facebook, Skype o Apple, sobre comunicaciones en el extranjero.

Obama aseguró hoy que 'nadie escucha el contenido de las llamadas telefónicas' (algo que debe contar con orden judicial) y señaló que el programa secreto que requiere los datos de contactos telefónicos en Estados Unidos se limita a recabar detalles como duración de la llamada o número de teléfono para investigar conexiones terroristas.

'El Congreso es informado continuamente sobre cómo se realiza (el espionaje secreto), hay un gran rango de salvaguardas y los jueces federales supervisan todo el programa', apuntó el mandatario que reiteró el apoyo existente tanto entre republicanos como demócratas.

En lo referente al programa de espionaje de servidores de gigantes de internet de la NSA, conocido como 'PRISM' (Prisma), Obama señaló que 'no se aplica a ciudadanos estadounidenses o personas que residen en Estados Unidos'.

El presidente estadounidense también criticó las filtraciones de estos programas clasificados por parte de la prensa y aseguró que no comparte que se los presente como medidas 'de alguna manera sospechosas'.

'Si cada paso que damos para intentar prevenir el terrorismo acaba en la primera plana de un periódico o en la televisión, presumiblemente las personas que nos intentan atacar serán capaces de esquivar nuestras medidas preventivas', indicó el mandatario. EFE