09/12/2023
05:57 AM

Obama a indocumentados: 'La ley está de nuestro lado'

  • 18 febrero 2015 /

El presidente estadounidense apelará el fallo emitido por un juez de Texas que bloqueó temporalmente su plan migratorio.

Washington, Estados Unidos.

Los indocumentados en Estados Unidos estuvieron a 24 horas de iniciar los trámites para beneficiarse con las medidas migratorias emitidas por el presidente Barack Obama en noviembre pasado, sin embargo, el fallo del juez federal Andrew Hanen frenó las expectativas e ilusiones de alrededor de 250,000 'dreamers'.

Pero los inmigrantes no están solos, Obama expresó ayer su desacuerdo tras la decisión del juez y aseguró que esta no es la primera vez que un juez bloquea algo que es legal. El mandatario expresó, además, su confianza en que la administración prevalecerá en su batalla legal y dijo que 'la ley y la historia están de nuestro lado'.

Lea más: Obama apelará el fallo que bloquea su plan migratorio

Además: Juez bloquea las medidas ejecutivas migratorias de Barack Obama

El presidente aseguró que el gobierno continuará preparándose para llevar a cabo sus acciones ejecutivas, que beneficiarán a unos cinco millones de indocumentados, pero no comenzará hasta que se resuelva el caso legal. Eso podría tomar meses, por lo que Obama instó a los legisladores republicanos a volver a las negociaciones en una revisión más amplia de las leyes de inmigración del país.

'Debemos estar concentrados en detener a la gente en las fronteras, lo que refuerza nuestra eficacia allí, ir tras los criminales y delincuentes que están en medio de nosotros, y el fortalecimiento de nuestros sistemas de inmigración legal', dijo Obama.

Foto: La Prensa

Los indocumentados en el estado de Florida protestaron tras la decisión del juez Hanen de bloquear temporalmente las medidas migratorias del presidente Obama.
La administración del presidente ya comenzó a trabajar para acelerar el proceso legal a favor de la acción ejecutiva migratoria, la directora de política doméstica de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, dijo que el Gobierno de Obama está 'en un terreno legal muy sólido'.

Por el momento, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) no va a aceptar solicitudes para la primera fase de regularización temporal, que iba a permitir a cerca de un cuarto de millón de jóvenes que han crecido y se han educado en Estados Unidos, dentro del programa conocido como Acción Diferida (DACA).

Muñoz aseguró que la Casa Blanca 'tendrá éxito y podremos implementar el programa', aunque no aventuró plazos para reiniciar el proceso que permitiría que jóvenes que han echado raíces en el país no se vean abocado a la deportación, durante al menos tres años.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, consideró que el historial de este tipo de decisiones ejecutivas en temas migratorios 'asegura que nuestra estrategia legal permitirá que se implanten' la DACA y a partir de primavera la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA), que beneficiará a los padres de ciudadanos estadounidenses o hijos con estatus permanente.