Nueva York, Estados Unidos

La empresa estadounidense, Kara Water, desarrolló un dispositivo que transforma el aire en agua potable y tiene la posibilidad de producir hasta 10 litros diarios.

Según la compañía, el dispensador convierte el aire estándar de su hogar en agua alcalina-antioxidante con pH de 9.2+.

“Este dispensador de aire a agua hace posible tener hasta 2.5 galones (10 litros) de agua todos los días”, explicó la empresa, con sede en Nueva York.

“El agua está en todas partes en el aire que respiramos, incluso en los desiertos más secos. Sin embargo, permanece atrapado en la atmósfera hasta que las condiciones adecuadas permitan su liberación”, añadió.

Kara Pure, como es denominado el dispositivo, captura el aire y lo procesa para eliminar todas las impurezas. Luego, el aire limpio se somete a un proceso especial de intercambio de calor y enfriamiento. Y finalmente condensa el agua en el aire.